El riego es una de las tareas fundamentales en el cuidado de las plantas. Las plantas, al igual que todo ser vivo, necesitan agua para vivir, crecer y desarrollarse. Pero, ¿cuándo regar? La frecuencia de riego y el método serán claves para alcanzar el éxito. Muchos de nosotros nos preguntamos cómo hacer un sistema de riego natural efectivo, práctico y económico. Por ello, hoy os contamos algunos sistemas para que tus plantas se mantengan bien hidratadas. ¡Toma nota!

A continuación os dejamos algunas ideas económicas y ecológicas para conseguir mayor autonomía en el riego de tus plantas, jardín y huerto.

Las Ollas

También conocidas como “sistema de auto riego natural” son unas ánforas u ollas de terracota microporosa que o bien se plantan o entierran en el sustrato proporcionando agua a las plantas hasta 1,5 veces su diámetro. Este material noble y sostenible permite que las moléculas de agua pasen por el barro según las necesidades de riego que cada planta necesita. El agua se absorve progresivamente sin excesos, evitando así un estrés hídrico en las plantas y la posible proliferación de enfermedades y hongos provocadas por exceso de riego.

DIY: Haz tu propio auto riego casero

Materiales que necesitarás:

  • 1 maceta de barro de 20 a 25 cm de diámetro
  • 1 platillo de barro (del tamaño de la olla elegida)
  • 1 corcho de champagne o vino de corcho
  • 1 pala pequeña
olla-autoriego-casero-diy

1. Tapa el fondo del frasco con el tapón. Pasar por el interior y girar el tapón para que se hunda bien. Si el agujero es demasiado grande, puedes sellarlo con lo que tengas a mano (pequeños trozos de baldosas recuperadas y adhesivo para baldosas, por ejemplo)

maceta-sellada

2. Probar el sellado: llenar la olla con unos centímetros de agua y dejar reposar 1 hora. Debe gotear ligeramente mientras el tapón está lleno de agua. Rellenar y dejar reposar durante la noche. Si aún tiene fugas, el tapón no está apretado, comience de nuevo o busque otra solución.

3. En el lugar donde deseas agregar agua, cava un hoyo al 80% de profundidad desde la altura de la maceta. Coloca la maceta en ella, luego añade tierra a su alrededor para que esté en buen contacto con ella.

4. Rellena la olla y vuelve a taparla con un platillo. Esto ayuda a prevenir la evaporación y evita que los mosquitos se reproduzcan en el agua.

maceta con agua casera

Auto Riego casero por goteo – Técnica del Piolín

Consiste en llenar un bote de agua y colocar un cordel o un hilo de algodón que conecte la maceta con el agua. Un extremo del hilo debe quedar sumergido y el otro debe estar un poco enterrado en el sustrato.

Es importante que el recipiente con agua esté más alto que el resto de las macetas para facilitar el riego. El hilo absorberá el agua, que se desplazará por él, manteniendo húmedo el sustrato. Este método no lo recomendamos para suculentas ni si tienes mascotas en casa ya que seguro lo morderán 🙂

riego por cuerda

Técnica del platito

Esta técnica consiste en colocar agua en el plato o bandeja donde se ponga la maceta. Para poder aplicar este método, es preciso que el contenedor de tu planta tenga como mínimo un agujero de drenaje, ya que el objetivo es que el sustrato se humedezca desde abajo y las raíces tomen el agua que necesitan. Dependiendo del tipo de planta, varían el tiempo y la cantidad de agua necesarias.

Este sistema de riego es muy eficaz y lo puedes poner en práctica si te vas de vacaciones. Eso sí, evítalo para tus suculentas y cactus ya que es preferible que pasen 15 días sin regarse a que sus raíces estén continuamente en contacto directo con el agua.

Riego por goteo solar casero con botellas

Recoge dos botellas de plástico de diferentes tamaños (5 ly 1,5 l). Corta la más pequeña por la mitad y simplemente quita la parte inferior de la mas grande. Llena la botella pequeña, colócala en el suelo, en contacto con la tierra cerca de los cultivos a regar, luego coloca la más grande encima.

Asegúrate de poder abrir la tapa para llenar la pequeña. Luego añade mantillo alrededor (unos 20 cm). Los rayos del sol permitirán que el agua se evapore, se condensará en las paredes de la botella grande, se deslizará hacia la tierra y la regará. El sistema es autónomo y dura aproximadamente 2 semanas.

riego goteo solar botella

Conos de terracota auto riego casero

Son perfectos para tus plantas en maceta ya sean de interior o exterior. Es el mismo concepto que las ollas. Se trata de conos de arcilla microporosa, con adaptadores para botellas de plástico o vidrio. Hacen que tus plantas sean autosuficientes durante 1 o 2 semanas según sus necesidades y el tamaño de la botella.

¿Cuándo regar?

En épocas cálidas, el mejor momento del día para regar es el atardecer, cuando ya ha caído el sol. Nunca se debe regar a pleno sol, salvo que veas alguna planta muy deshidratada; en ese caso, evita mojar el follaje. El atardecer es ideal, porque las plantas absorben los nutrientes y fotosintetizan durante la noche. Por la mañana temprano también se puede regar, pero corremos el riesgo de que las hojas que pudimos haber mojado no lleguen a secarse y, al mediodía, los rayos de sol pueden generar ese efecto lupa que las daña.

En invierno sin embargo, es preferible regar a media mañana ya que el riego en la noche se intensifica el frío en el sustrato y esto podría congelar las raíces.

¿Qué tipo de agua es mejor?

Sin duda, el agua de lluvia. ¡Es natural y gratis! Puedes recolectarla y utilizarla para el riego después. Eso sí, cuida que no se estanque pues pueden formarse larvas de mosquitos. Para evitarlo es preferible embotellarla.

Por lo general, el “agua del grifo” puede contener sustancias como salitre, cloro,etc por lo que no es lo más recomendado. Aunque, ¡claro que puedes usar esta agua!. Para hacerlo correctamente, te recomendamos dejarla reposar en un recipiente abierto durante una noche o 24h para que el cloro se evapore. Luego, puedes utilizarla con normalidad.

Algunas especies delicadas cómo las carnívoras se recomienda regar con agua destilada.

Otras prácticas sostenibles para reutilizar el agua puede ser poner un cubo en la ducha mientras esperas a que salga el agua caliente o reciclar el agua del aire acondicionado. En este último caso, te aconsejamos comprobar que solo sea agua de condensación y no arrastre aceites ni ningún otro líquido que pueda dañar a tus plantas. Ante la duda, prueba en un solo ejemplar y, si funciona bien,¡adelante!

Esperamos que esta información os sea útil y os animéis a probar estas técnicas de riego caseras. ¡Nos vemos en el próximo post!

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 4.3 / 5. Votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚