Guía completa: Cómo cultivar tomates en casa

Plantar tomates en casa y como cultivar tomates no es tarea sencilla, pero sí muy alcanzable. Hagamos un juego. Si te digo que pienses en un cultivo de huerto, seguramente el primero que te venga a la cabeza sea el tomate. Y es que el tomate se ha ganado a pulso el puesto  rey del huerto, entre otras muchas cosas debido a su amplio consumo y exquisito sabor.  

Eso sí, cultivarlo ya es otra historia… En esta guía os contamos los pasos para sembrar semillas de tomate, abonar, regar y en definitiva, cuidar de tus tomates para que cosecharlos desde casa sea posible.¡Toma nota!

Elige bien la variedad

Primero de todo, estudia el espacio que tienes en casa adecuado a su cultivo. Generalmente, los tomates necesitan mucha luz, calor y riego constante. Si en casa tienes la suerte de tener un buen terreno, podrás comprar semillas ecológicas de distintas variedades de tomate de abundantes frutos y gran tamaño, ya que al comprar semillas de tomate naturales aseguras tener un producto de calidad.

Sin embargo, si en casa no cuentas con mucho espacio y quieres iniciarte en su cultivo en maceta desde la terraza o balcón, hazte con aquellos tomates mas compactos (ej: tomate cherry), de crecimiento limitado y que apenas necesitan poda.

Cómo sembrar tomates en casa

Si quieres que la siembra llegue a su fin, primero deberás informarte bien de las necesidades de la variedad de tomate que has escogido previamente. Por lo general, en el Hemisferio Norte podemos empezar a sembrar en marzo y continuar durante toda la primavera. Habitualmente, en el interior de casa no sufrimos cambios bruscos de temperatura, por lo que no deberíamos preocuparnos en que nuestros tomates sufren heladas nocturnas habituales. 

Si se dan las condiciones óptimas y se riegan las semillas a diario, estas germinan entre 7 y 10 días aproximadamente.

plantar tomates en casa

Prepara el sustrato 

Un consejo que personalmente hacemos con el cultivo de tomate en macetas es preparar un buen sustrato. La clave, mezclar humus de lombriz con sustrato universal y fibra de coco.

Pasados dos meses desde la siembra y con los buenos plantones, realizaremos el trasplante más importante pero, para ello, hay que tener en cuenta:

  • Volumen de la maceta: por lo general, el tomate necesitará unos 20l de sustrato y, como siempre destacamos, lo más importante en el cuidado de las plantas es la tierra. Alimenta la planta con un rico sustrato y abonado orgánico.
  • Separación entre cultivos: como norma general, se necesitan entre 40cm y 60cm de separación entre tomateras
  • Zona con buena luz y sin corrientes de aire: evita que la planta sufra heladas o nunca obtendrás buenos frutos. Antes de trasplantar, elige su sitio adecuado.

Cómo se planta tomate en casa

Una vez ya tengamos la planta trasplantada y en su lugar definitivo, pasaremos a cuidarla.

En lo que respecta al riego del tomate en maceta, aconsejamos un riego más autónomo con ollas de riego natural para enterrar o riego por goteo, ya que necesita un riego profundo que llegue a la base y espaciado.

Luz, sitúa la tomatera en un lugar en el que reciba mínimo 6 horas de sol.

Abonado, es un cultivo muy exigente en nutrientes y la mejor opción para alimentarla es aportar una buena dosis de materia orgánica continuada: veggie, pellet de estiércol de caballo, humus de lombriz, plant food…

cosechar tomates en casa

Atento a las plagas

Una vez más, las plagas no nos lo van a poner fácil. El tomate bien jugosito también es el alimento favorito de visitantes no deseados y nos puede causar serios problemas.

Oruga del tomate

Esta oruga come los frutos y las flores del tomate. Para combatirla de forma eficaz, podemos retirarla manualmente y, si está muy avanzada, podemos disolver granulado de bacillus thuringiensis en agua y pulverizar. Al entrar en contacto directo con las orugas, causará de manera inmediata la pérdida de su apetito reduciendo y minimizando los daños de la planta. 

Araña Roja

Además de tener muchos puntitos rojos en el envés de las hojas, otro de los síntomas más comunes son la aparición de manchas amarillas en las hojas. Suele aparecer en ambientes muy secos por lo que la mejor manera de prevenirla es mantener una humedad de ambiente adecuada.

¿Para combatirla? Jabón potásico disuelto en agua destilada.

Pulgón

Se alimentan de la savia de la tomatera causando deformidades en la planta. Como resultado, excretan una sustancia azucarosa llamada melaza la cual adoran las hormigas. Estas, a su vez, también pueden aparecer para proteger a los pulgones y si esto ocurre, la planta está realmente avanzada.

Tratamiento: tierra de diatomeas o jabón potásico

Otras enfermedades del tomate

Mildiu

Un hongo de manchas irregulares que acaban en necrosis.

Tratamiento: cola de caballo o purin de ortiga

Oídio

Manchas amarillas y polvo blanquecino por el envés. Estos hongos suelen aparecer por exceso de humedad o poca ventilación, lo cual se puede prevenir evitando mojar las hojas.

Tratamiendo: cola de caballo o purin de ortiga

Esperamos que esta información os haya animado a cultivar tomates desde cualquier rincón y deseamos que vuestro cultivo sea todo un éxito. ¡Nos vemos en el siguiente post!

También te puede interesar:

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚