La importancia del agua es clave para el mantenimiento del planeta y la vida. Hay muchos factores directos e indirectos que generan la escasez de agua como la superpoblación, la mala gestión de este recurso, el cambio climático, la contaminación de los recursos hídricos, etc. Aprender a gestionarla será vital para la supervivencia de nuestras plantas y, en consecuencia, para nosotros mismos. Por ello, os daremos algunos consejos para ahorrar agua en el jardín sin desperdiciar ni una gota. ¡Muy atentxs!

Consejos para ahorrar agua

1. Recupera el agua

1-recuperaelagua

Seguramente alguna vez hayas dejado correr el agua del grifo esperando a que se ponga caliente. Esto es un acto muy común, incluso cotidiano diríamos, pero debemos ser conscientes de que es un gasto innecesario que provoca un desperdicio de agua diario. 

Para solucionarlo, podemos depositar un recipiente y llenarlo de esta agua  para después usarlo en nuestro jardín. Otras grandes soluciones pueden ser recuperar el agua de cuando hervimos verduras e incluso recuperar el agua de lluvia

Todos sabemos que sin duda el agua de lluvia es el mejor tipo de agua que podemos utilizar para regar nuestras plantas

2. Utiliza ollas de autorriego natural

Esta metodología milenaria es muy eficiente y se ahorra hasta tres veces más de agua que con el riego convencional. Con estas ollas fabricadas en terracota microporosa tus plantas, jardín y huerto se mantendrán continuamente húmedos y no sufrirán estrés hídrico.  Así evitaremos una de las principales causas de muerte en plantas: el exceso o escasez de riego. Aunque cuidado: las plantas pueden sobrevivir a la falta de agua , pero es muy difícil salvarlas de un exceso de agua.

3. Usa macetas de barro

Las macetas de terracota evitan la evaporación de agua y mantienen la frescura de la tierra por más tiempo, evitando mayor frecuencia en riegos. En cambio, las macetas de plástico se calientan (especialmente las macetas de color oscuro) y no retienen agua, lo que provoca una evaporación temprana sin hablar de lo que contaminan, pues con el paso de los años generan microplásticos dañinos para la tierra.

4. Adapta las macetas por tamaño de tu planta

Las plantas en macetas pequeñas a su tamaño requieren riegos más frecuentes, lo que implica un mayor gasto de agua. Por eso es de suma importancia adaptar cada planta a un tamaño de maceta recomendable. Aconsejamos adaptar el recipiente un poquito superior al tamaño de la planta actual, unos 3 o 5 cm de diámetro más del que tiene. 

Si quieres aprender a elegir la mejor maceta para tu planta, no te pierdas este artículo. 

5. Agrega fertilizantes al sustrato

Fertilizar tus plantas con compost, humus de lombriz o biochar no solo aportará nutrientes a tus verdes, sino que también ayudarán a retener agua por más tiempo y mantener una humedad óptima. 

Esperamos que estos consejos te ayuden a ahorrar agua y cuidar de tu jardín de una manera  ecoresponsable. ¡Nos vemos en el próximo post!

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en huerto y jardinería urbana

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

0
0 item

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚