fbpx
El primer paso para cambiarlo es creerlo, confiar en el. Esta pandemia nos ha zarandeado, nos ha despertado del sueño que no queríamos ver, un mundo y un modelo económico, político y social que se estaba cayendo por su propio peso. En Pur Plant ya lo estábamos cocinando, hace ya algunos años que habíamos cambiado nuestros hábitos de consumo para ser más sostenibles, aunque este ha sido el empujón que necesitábamos. Se nos plantean grandes retos, y es evidente que a corto plazo debemos poner cura a los síntomas, pero somos de los que creemos que la vacuna no es la solución.

Conscientes de que nuestra salud mucho tiene que ver con la salud del aire, del suelo, del agua y del resto de seres con los que compartimos entorno, consiguiendo un planeta sano seremos una sociedad sana. Es incuestionable que esto no solo se consigue hablando, es algo que debemos construir con hechos. No podemos cambiar el mundo, pero si podemos mejorar el nuestro. Tampoco sabemos lo que nos depara el futuro, ni siquiera si esto acabará o vendrán pandemias peores, en las que en vez de nuestros mayores, sean nuestros hijos los perjudicados. En cambio, algo tenemos muy claro, sabemos lo que tiene que pasar para detenerlo. En este plan incluimos tres grandes áreas: los animales, el medio ambiente y los humanos.

Animales Sanos

Cuando tú o yo nos enfermamos podemos tratar los síntomas, pero volveremos a enfermarnos si no miramos la causa. Los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre y a la producción sostenible de alimentos. Casi el 70% de las enfermedades infecciosas humanas tienen origen animal. Para que los animales se desarrollen sanos y en armonía con el entorno, uno de los principales cambios y mejoras que debemos abordar son los siguientes:

  • No más producción industrial animal. Las grandes factorías de industrialización cárnica y  piscifactorías son un modelo insostenible. Para su producción se necesita una enorme explotación de recursos. Para producir apenas 100 gr de proteínas, la industria de la carne emite hasta 105 kg de CO2. Es decir, de 12 a 50 veces más con respeto a los productores de carne bovina no intensiva, lo cual conlleva a un incremento considerable de emisiones tóxicas, deforestación, destrucción de su hábitat y cambio climático.

¿Qué podemos hacer al respecto? 

Como alternativas a un nivel más individual, podemos reducir nuestro consumo de carne en nuestra dieta, comprar en el comercio local y en ganaderías/ pescaderías de proximidad, elegir siempre pescados de temporada y elegir productos ecológicos. Las ganaderías biológicas preservan las características genéticas de los animales, por lo que esta siempre es una buena opción. Otras vías son evitar comprar productos con demasiados embalajes y por supuesto, si podemos elegir un menú vegano o vegetariano, mucho mejor.

  • Evitar la explotación de animales salvajes. La naturaleza es esencial para la existencia humana y una buena calidad de vida. La caza furtiva, el comercio de especies exóticas para fines comerciales y la explotación animal para el entretenimiento y el turismo tiene graves consecuencias. La biodiversidad se ve en peligro y está en nuestra mano poner freno. 

¿Cómo podemos hacerlo?

Seguro que alguna vez te has enamorado de una super chaqueta de pelo natural, pero comprarla supone todo un proceso poco ético y sostenible. Evita el consumo de prendas de origen animal ,y por supuesto, se consciente en cada uno de tus viajes. Sacarse un selfie con una especie exótica conlleva una larga trayectoria de explotación animal detrás.

  • Rehabilitar espacios naturales.  En los últimos 50 años, nuestro mundo se ha visto drásticamente transformado por una explosión del comercio y el consumo a nivel global y por el aumento de la población humana, así como por una expansión urbanística acelerada, lo que ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida. Todo esto ha sido a costa de una enorme degradación de la naturaleza y la estabilidad de los ecosistemas de la Tierra de la que dependemos. 

¿Cómo actuar?

Algo sencillo y que está al alcance de todos, podemos hacer batidas de limpieza en nuestras playas y bosques cercanos, plantar árboles y aún más importante, cuando salgamos a los espacios naturales, cuidar de nuestro entorno respetando las rutas y la biodiversidad.

Planeta feliz

  • Terminar con la deforestación. Ya hemos abusado más de lo necesario de nuestros bosques y ecosistemas, ahora es momento de regenerar, conservar y cuidar de estos con alternativas sostenibles.

¿Y qué puedo hacer yo?

Bueno, igual no podrás parar la deforestación en el Amazonas, pero sí podrás cultivar una corriente de pensamiento en las personas que te rodean respecto a esta problemática y ser más consciente de nuestra implicación con nuestro consumo. Además, cultivar tus propios alimentos o plantar un árbol de vez en cuando no está nada mal. Cada granito, suma.

  • Optar siempre por un aire limpio y más agua. La sobreexplotación pesquera, el calentamiento del agua, la presencia de contaminantes como metales pesados, la contaminación por vertidos de residuos, la destrucción de los fondos marinos, la industrialización del agua embotellada…Son muchas las causas de la falta de agua y pérdida de la calidad del aire, pero cada uno podemos prevenir su continuo crecimiento destructivo.

¿Cómo lo podemos alcanzar?

Optar por una movilidad sostenible. No hay nada como ir en bici o andando al trabajo, pero si esto es difícil, siempre podemos compartir coche o elegir transporte público. Volar menos, conducir menos y evitar el agua embotellada. En casa, podemos poner filtros al agua corriente, evitar los baños, reutilizar e incluso recuperar el agua de lluvia para el riego.

  • Responsabilizar a las corporaciones. Nuestro consumo es importante, y nosotros también decidimos, pero las grandes empresas y corporaciones a favor de los plásticos y la industrialización irresponsable son las principales causantes, y esto también va con su compromiso. 

En nuestro caso, a pequeña escala podemos hacer boicot a ingredientes como el aceite de palma, no permitir que se teste en cosmética con animales, evitar comprar verduras y hortalizas en los grandes centros con exceso de embalaje…Debemos luchar por nuestro mundo.

Personas más saludables

  • Buscar alternativas a nuevos trabajos cuyo foco principal sea la integración en la naturaleza. Para vivir de forma más saludable debemos repensar nuestros trabajos. Más del 70% de nuestro tiempo lo invertimos en el trabajo y esto afecta directamente a nuestra salud y calidad de vida. Si muchos de nosotros continuamos trabajando en fábricas contaminantes, pasamos demasiadas horas en espacios cerrados y poco ventilados o compartimos entorno en lugares poco adecuados para la salud y la del entorno, esto se verá reflejado directamente en nuestros cuerpos. 

¿Qué podemos hacer para cambiar?

Siempre hay una alternativa. Si tu empresa no comparte unos estándares de salud y bienestar, cambialo.¡No hay nada más importante que la salud! También puedes tomar pequeños descansos al aire libre y utilizar las escaleras, entre otras muchas soluciones.

  • Incentivar un estilo de vida saludable. Cambiar nuestra dieta, evitar los procesados, movernos más, no perder el contacto con la naturaleza y por qué no, cultivar algunos de nuestros alimentos. No importa donde vivas, cualquier rincón es bueno para montar tu propio huerto.
  • Invertir en prevención. Esta pandemia nos ayuda a recordar que somos mortales y que por ello debemos cuidarnos más para prevenir las enfermedades. Para adoptar medidas preventivas hay que mantener nuestro sistema inmune a tope, y esto se consigue practicando deporte, yoga o meditación, cuidando nuestra alimentación y usando más el sentido común.
  • Fomentar salidas locales. Sabemos que ahora no es un buen momento para ir muy lejos, pero es realmente sanador coger nuestra mochila y tienda de campaña y hacer una ruta por la montaña, o prepararnos el saco e ir a la playa más cercana. Ahora muchos valoramos más lo que tenemos y la importancia de nuestro entorno para nuestra salud.

Continuemos trabajando por ese futuro que queremos construir.

“El futuro depende de lo que hagas hoy. Sé el cambio que quieres ver en el mundo.” Mahatma Gandhi.

Bibliografía:

http://www.fao.org/espana/es/

https://www.unenvironment.org

https://www.ilri.org/research

https://www.wwf.es/

  • ¡Oferta! pack-semillas-temporada-otono-inivierno

    Pack semillas orgánicas otoño-invierno

    17,25 14,95
    Ahorras: 2,30 (13.3%)
    Añadir al carrito
  • ¡Oferta! salvaplants-box-revive-plantas

    Salva-Plants Box

    34,95 29,75
    Ahorras: 5,20 (14.9%)
    Añadir al carrito
  • semillas-organicas-acelga-eslida

    Semillas Orgánicas – Acelga Eslida

    3,45
    Añadir al carrito
  • semillas-organicas-lechuga-oreja-burro

    Semillas Orgánicas – Lechuga Oreja de Burro

    3,45
    Añadir al carrito
También te puede interesar:
* Al unirte aceptas recibir comunicaciones comerciales de Pur Plant. Puedes retirar el consentimiento cuando quieras. Política de Privacidad.
ic-purplant

COMPRAS 100% SEGURASpaypal-mastercard-visa

 

Contacto
(+34) 667 279 907 info@purplant.es

Pur plant © 2020 | España