fbpx
Cada 5 segundos se erosiona en el planeta una superficie equivalente a un campo de fútbol y aproximadamente el 33% del suelo mundial degradado amenaza a todo nuestro ecosistema. Esto, lamentablemente es una realidad y una verdadera amenaza a nuestra supervivencia.  El pasado 5 de diciembre se celebró el Día Mundial del Suelo, una fecha asignada por la FAO con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la conservación del suelo, acciones que podemos llevar a cabo para disminuir su erosión y la importancia de cuidarlo para la sostenibilidad de los recursos. En este vídeo puedes entender mejor la erosión del suelo: El pasado 5 de diciembre se celebró el Día Mundial del Suelo, una fecha asignada por la FAO con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la conservación del suelo, acciones que podemos llevar a cabo para disminuir su erosión y la importancia de cuidarlo para la sostenibilidad de los recursos. En este vídeo puedes entender mejor la erosión del suelo:
Y es que poco se habla sobre este tema, ya que es uno de los recursos más olvidados. El suelo es un organismo vivo, es el hogar de un cuarto de la biodiversidad de nuestro planeta. Nos proporciona alimentos, descompone los residuos, posibilita el ciclo de los nutrientes, actúa como filtro para contaminantes entre otras muchas funciones. Un suelo sano y fértil genera una sociedad rica, pues nos abastece con nutritivas plantas y alimentos, que a su vez, nos proporcionan oxígeno limpio. Como bien nos cuentan celebridades activistas y científicos de todo el mundo en el documental “Besa la tierra: Agricultura Regenerativa de Netflix”, nuestro suelo puede ser la GRAN SOLUCIÓN contra el cambio climático.
Cada año, miles de millones de toneladas de dióxido de carbono son expulsadas a la atmósfera, mientras otros millones son absorbidos por los fijadores de carbono naturales como las algas marinas, los bosques y por supuesto, el suelo. Los humanos exhalamos carbono, las plantas lo absorben y expulsan oxígeno que nosotros respiramos, así se cierra el ciclo del cual dependemos.  Como bien nos cuentan en el documental personajes que han dedicado su vida a recomponer los suelos, las prácticas invasivas de los monocultivos y la agricultura industrial abusan de pesticidas y exceso de arados que destruyen la materia viva de la tierra, impidiendo que estos microorganismos fijen el carbono y provocando cada vez más desertificación y suelos pobres. En este vídeo puedes entender mejor la historia del suelo y la solución al calentamiento global, esencial para sostener la vida en el planeta:
En resumen, los suelos, las plantas y el planeta están conectados y por ende nuestra salud. Por eso, mejorar la salud del suelo es sinónimo de mejorar nuestra salud. Regenerar el suelo es regenerar vida. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para detener la erosión del suelo? La tierra tiene una capacidad natural de regenerarse y aún estamos a tiempo de solucionarlo, siempre que pongamos en práctica las siguientes soluciones:
  • Practicar la permacultura o la agricultura regenerativa. Principalmente consiste en dejar a la naturaleza ser. No arar las tierras, cubrir el suelo con más plantas, diversificar los cultivos, mantener las raíces vivas, que los animales herbívoros contribuyan al ciclo y por supuesto, utilizar abonos orgánicos como el compost o el estiércol natural de animales como los caballos, vacas y ovejas.
  • Aumentar la cobertura vegetal del suelo
  • Detener la deforestación y los incendios forestales
  • Promover la rotación y asociación de cultivos
  • Seguir una dieta con más consumo de vegetales ecológicos
Y muchos pensaréis, vale, todo esto está muy bien pero yo desde mi piso en la ciudad no puedo hacer nada. Bueno, eso no es del todo cierto. Puedes empezar por compostar tus restos orgánicos (te dejamos este post para aprender a hacer tu propia vermicompostera), siempre que tengas una oportunidad, sal a tu zona verde más cercana a plantar, sigue una dieta con menos consumo cárnico procedente de grandes superficies industriales y por supuesto, cuida de tus macetas con abonos orgánicos. Desde Pur Plant os animamos a volver a la tierra, pues no hay nada más importante en el cuidado de las plantas que nutrir bien su suelo. Además, la respuesta a nuestros problemas ambientales se encuentra, literalmente, bajo nuestros pies. Bibliografía: http://www.fao.org/espana/es/ http://www.fao.org/world-soil-day/es/ https://kisstheground.com/
También te puede interesar:
¿Qué es el acolchado y por qué utilizarlo?

¿Qué es el acolchado y por qué utilizarlo?

El acolchado, también conocido como mantillo o mulching, es una tarea complementaria al cultivo o cuidado de las plantas que consiste en la protección del suelo frente a la evaporación excesiva. Esta cubierta protectora que se extiende sobre la tierra principalmente,...

leer más
El futuro depende de lo que hagas hoy

El futuro depende de lo que hagas hoy

El primer paso para cambiarlo es creerlo, confiar en el. Esta pandemia nos ha zarandeado, nos ha despertado del sueño que no queríamos ver, un mundo y un modelo económico, político y social que se estaba cayendo por su propio peso. En Pur Plant ya lo estábamos...

leer más
* Al unirte aceptas recibir comunicaciones comerciales de Pur Plant. Puedes retirar el consentimiento cuando quieras. Política de Privacidad.
ic-purplant
COMPRAS 100% SEGURASpaypal-mastercard-visa  
Contacto
(+34) 667 279 907 info@purplant.es

Pur plant © 2020 | España