Sin duda, el humus de lombriz es uno de los mejores abonos para nuestras plantas pero, ¿cómo usarlo correctamente?. En este artículo intentaremos resolver todas las dudas para que aplicarlo en nuestras macetas y huertos sea mucho más sencillo de lo que pueda parecer. ¡No te lo pierdas!

Algunos beneficios de usar humus de lombriz

Antes de entrar en detalles, es realmente importante comprender su importancia y por qué es tan bueno usarlo en todo tipo de plantas. Reconocido por ser el mejor abono orgánico que existe, su principal riqueza radica en ser el resultado de un minucioso proceso de compostaje realizado en gran medida con la ayuda de las lombrices rojas californianas.

Estas y gracias a su digestión dan como resultado un sustrato rico en nutrientes y ácidos fúlvicos, haciendo del humus de lombriz un excelente estimulante del enraizado además de ser de fácil asimilación para las plantas.  Por estos y otros motivos que detallaremos a continuación, es popularmente empleado en la agricultura regenerativa y en el cuidado de plantas en general.

Mejora la estructura del suelo

En Pur Plant siempre defendemos la teoría de que lo más importante en el cuidado de las plantas y los cultivos reside en el suelo.  El humus, además de favorecer su aireación, combate la erosión y mejora su textura.  También gracias a los elementos fertilizantes que contiene aporta un suelo más rico y vivo, permitiendo que las plantas crezcan más sanas y resistentes.

Aumenta los nutrientes

El humus es rico en microorganismos de los cuales destacan las micorrizas, unos hongos que facilitan la absorción de nutrientes en la raíz y colonizan el suelo proporcionando agua y nutrientes a la planta, siendo estas más capaces de retener el alimento que necesitan.

Refuerza el sistema inmunitario de las plantas

La gran presencia de microorganismos en el humus de lombriz  permite que este abono orgánico tenga una capacidad antibiótica natural mejorando la resistencia de las plantas ante cualquier ataque. 

Cómo usar humus de lombriz debidamente

Una vez sabemos lo beneficioso que puede llegar a ser su empleo, es fundamental aprender a usarlo correctamente. Lo bueno aquí es que no debemos preocuparnos por su uso en exceso ya que nunca llegará a quemar una planta a diferencia de otros fertilizantes. Aunque eso sí, recomendamos aplicarlo en equilibrio ya que siempre es aconsejable mezclarlo con otros sustratos para plantas.

Para que puedas alcanzar el éxito en el cuidado de tu jungla y huertos, vamos a ver detenidamente cómo aplicarlo en diferentes contextos.

Cómo usar humus de lombriz en la huerta

Bien, antes de comenzar con su uso, debemos conocer al detalle nuestro huerto y sus necesidades. ¿Es un pequeño huerto urbano en jardineras o es un huerto de toda la vida en suelo directo? Dependiendo de su localización, necesitaremos una cantidad u otra, aunque la base fundamental de su uso es la misma.

Si vamos aplicar humus de lombriz sólido en el huerto para abonar los cultivos ya plantados, lo ideal es aplicarlo sobre la tierra de alrededor utilizando una proporción media de 1kg por m2. En el caso de tener los cultivos en macetas, podemos realizar el mismo proceso, aplicar el humus sobre el sustrato e intentar mezclar.

Si queremos usarlo en el momento de la siembra, podemos aplicar directamente unos 300g directamente sobre el cepellón mejorando la germinación y crecimiento.

Por último, si lo utilizamos para abonar nuestros árboles frutales, rastrillaremos en círculo y aplicaremos el humus posteriormente. Uno de nuestros consejos más útiles para asentar el abonado es hacerlo unos momentos antes si tenemos previsión de lluvia cercana, ya que el agua de lluvia nos ayudará a que el abonado asiente y penetre hasta llegar a las raíces del árbol.

Cómo usar el humus de lombriz en maceta

Bueno, ya sabemos que en maceta podemos cultivar desde un girasol hasta una calathea y, en el caso del humus, es un abono excelente para todo tipo de plantas ya sean tropicales, ornamentales, hortalizas e incluso cactus y suculentas. Aunque, bien es cierto que como solemos defender, para un correcto cuidado de nuestras plantas debemos estudiar sus necesidades y requisitos e intentar replicar su origen natural.

En el caso de las plantas tropicales como las alocasias, monsteras, pileas, calatheas, begonias… Hemos de tener en cuenta que en su lugar de origen se encuentran en tierras frondosas muy húmedas y repletas de microorganismos vivos, por lo que usar humus de lombriz en estas es 100% recomendable.

En cambio, si nos ponemos a imaginar el estado natural de los cactus y suculentas, es más bien todo lo contrario. Estas especies pertenecen a un hábitat desértico de tierras arenosas y poco fértiles, por lo que se debe hacer un uso muy moderado de humus. 

Teniendo esto claro, generalmente las plantas en maceta necesitan un uso regular de humus de lombriz ya que al no nutrirse de los organismos vivos que encontramos en la naturaleza, debemos aportarles el alimento que las plantas necesitan para que crezcan sanas  y felices.  El humus lo podemos encontrar en formato sólido y líquido. En sólido, podemos aplicarlo mezclado con el sustrato durante los trasplantes o como acolchado unas cuatro veces al año.

Por otro lado, recomendamos el uso de humus líquido en maceta disolviendo un 10% por litro de agua y regar con este excelente fertilizante cada 15 días aproximadamente. Eso sí, ten en cuenta siempre la observación ante todo ya que las plantas nos comunican que necesitan dependiendo de su contexto y cuidado.

Cómo usar humus de lombriz líquido

Hay muchos que todavía desconocen que el humus de lombriz también lo podemos encontrar en formato líquido. El humus líquido son los lixiviados de las lombrices, una combinación de los fluidos que se producen mediante el proceso de vermicompostaje. Si quieres conocer mejor este maravilloso compostaje, no te pierdas este artículo de cómo hacer humus de lombriz.

El humus líquido, a diferencia del sólido, podemos aplicarlo en nuestras plantas y cultivos con mayor frecuencia. De hecho y cómo previamente hemos comentado, podemos regar con humus cada 15 días, tanto en macetas como en plantas de exterior o huerto. ¿Lo mejor? No debemos preocuparnos por exceso de uso ya que no es habitual que llegue a quemar las plantas pues son mayores los beneficios. Eso sí, lo que puede llegar a dañar es el exceso de riego. ¡Busca el equilibrio!

En este otro vídeo os contamos la diferencia entre humus sólido y humus líquido.

Ahora que ya conoces sus beneficios y cómo usarlo ¡toca ponerlo en práctica! Ya verás que sus resultados son increíbles y te enamoraran.

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚