El agua es la vía por la cual la planta absorbe los nutrientes del sustrato pero recuerda, ¡no solo se alimentan de agua!. Factores como el clima, la temporada, la cantidad, la frecuencia y la especie de tu planta serán claves para alcanzar el éxito durante el riego. Quédate con nosotrxs en este artículo y conoce los 5 consejos para regar tus plantas de manera efectiva.

1. Qué tipo de agua es mejor para regar plantas de interior

Sin duda, el agua de lluvia.¡Es natural y gratis! Puedes recolectarla y utilizarla para el riego e incluso embotellarla tras las lluvias. Por el contrario, si vives en la ciudad y no tienes esa posibilidad, una gran alternativa es filtrar el agua del grifo para evitar sustancias poco recomendadas como el salitre, el cloro y la cal. Filtrar el agua con filtros de agua te ayudarán a conseguirlo.

https://www.youtube.com/shorts/pk-VosbNb3c

2. Cuándo regar plantas de interior

riega-con-agua-templada

Para decidir cuándo regar tus plantas de interior introduce el dedo hasta el nudillo o un palo en el sustrato y, si este aparece seco, es momento de hidratar. En cambio, si se encuentra húmeda, espera unos días hasta que la planta te lo pida. Algunas señales que te darán si necesitan agua son las hojas marchitas, las puntas de las hojas marrones y un lento crecimiento.

En épocas cálidas, el mejor momento del día para regar es al atardecer, cuando el sol ya ha caído. Nunca se debe regar a pleno sol salvo que veas algún ejemplar muy deshidratado; en ese caso, evita mojar el follaje. El atardecer es ideal porque las plantas absorben los nutrientes y fotosintetizan durante la noche. Por la mañana temprano también se puede regar, pero corremos el riesgo de que las hojas que pudimos haber mojado no lleguen a secarse y, al mediodía, los rayos de sol pueden generar ese efecto lupa que tanto las daña.

En invierno, sin embargo, es preferible regar a media mañana ya que el riego en  la noche intensifica el frío en el sustrato y eso podría congelar las raíces. En el caso de plantas de interior, reduce los riegos ya que apenas son suficientes.

3. Riega tus plantas con agua templada

La temperatura del agua puede afectar negativamente a las raíces de nuestras plantas tanto si está demasiado caliente como si se encuentra muy fría. Por este motivo, la mejor opción es regarlas con agua templada y así evitar posibles dramas.

4. Adapta el riego al tamaño y especie de la planta

No todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua. Lo ideal es conocer las necesidades de cada especie y adaptarlas al clima o ubicación en la que se encuentren. Por otro lado, el tamaño de la planta es un factor a tener en cuenta a la hora de regar. Los recipientes grandes admiten una mayor proporción de sustrato lo que permite más posibilidades de retener agua y, por tanto, menor frecuencia de riego. ¡Aunque no cantidad! En normas generales, las plantas de gran tamaño con más hojas y tallos necesitarán más agua.

cuando-regar

5. Riega según las condiciones ambientales

El factor determinante. Deberás estar alerta con la frecuencia y cantidad de riego pues nuestras plantas dependiendo del clima en el que se ubiquen tendrán unas necesidades de riego mayores que otras. Por ejemplo, si vives en ambientes secos y cálidos y convives con plantas tropicales deberás aumentar la frecuencia de riego en las épocas más calurosas y tratar de regular una humedad óptima. Si por el contrario tienes cactus y suculentas en zonas de baja intensidad de luz y temperaturas, reduce los riegos y ubica las plantas según sus necesidades para intentar adaptar las mejores condiciones para ellas.

En definitiva, el riego de cada planta es un caso único ya que depende de muchos factores: clima, tamaño de planta y maceta, especie, tipo de agua, etc. Por ello experimenta e intenta imitar su hábitat natural pero cuidado: las plantas pueden sobrevivir a la falta de agua pero es muy difícil salvarlas de un exceso de riego.

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 4.5 / 5. Votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en huerto y jardinería urbana

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

0
0 item

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚