Una casa con plantas tiene vida propia. La experiencia de vivir con ellas no solo es estética, pues estas nos ayudan a conectar con la naturaleza y entender sus tiempos. Perderse un rato en el presente entre macetas, hojas, tierra y raíces nos ayuda a mejorar nuestro estado emocional y mental. Es realmente inspirador vivir rodeados de plantas, disfrutar de verlas crecer, florecer y multiplicarse. En definitiva, cuidar de las plantas es una de las tareas más bellas, antiguas y silenciosas que existen pero, ¿crees que conoces bien su lenguaje?

En esta guía para el cuidado de plantas pretendemos explicar todo lo que conocemos sus necesidades d tras años de experiencia pues, como muchos todavía desconocen, las plantas NO viven solo a base de agua.

Equipo básico de herramientas

Las herramientas básicas para la jardinería urbana no son muchas ni difíciles de conseguir.

Los imprescindibles que te deberán acompañar son guantes, regadera y tijeras de poda. Si no tienes nada y hasta ahora te has apañado  con lo que tenías por casa, es hora de que hagas una mínima inversión pues así obtendrás mejores resultados y podrás proteger a tu selva de posibles daños. Piensa que al final acabarás teniendo un equipo de jardinería en el que empezarás guardando macetas de repuesto, fertilizantes orgánicos e insecticidas, marcadores, tutores, pulverizadores y diferentes sustratos.

herramientas-jardinera-urbana

Tener higiene y mantener las herramientas limpias será clave para alcanzar el éxito. Muchas veces nosotros mismos transmitimos enfermedades de una planta a otra al eliminar con las mismas tijeras partes enfermas de una y cortar otra sana con la misma herramienta.

Tipos de herramientas para plantas

  • Guantes. Son de vital importancia para proteger las manos de cortes y heridas. Pero, en el caso de que no quieras usarlos, es importante que te laves bien las manos después de terminar la tarea.
  • Rastrillo de mano. De gran utilidad, especialmente en el huerto. Muchas veces encontramos algún kit con palas y rastrillos lo cual es una muy buena opción. Un consejo para regalar a todo plant lover es no caer en tópicos y regalar una planta, sino siempre puedes sorprender con un buen kit de herramientas moni.
  • Tijeras. Hay de muchas formas y tamaños pero si vas a tener solo una, te recomendamos que sea de tamaño mediano para que te permita cortar esquejes, retirar hojas enfermas y cosechar hortalizas o aromáticas. También necesitarás unas tijeras de podar si tienes arbustos o árboles.
  • Regadera. La reina de cualquier jardín. Las hay de distintas formas y tamaños pero podemos distinguir dos formatos básicos dependiendo del tipo de plantas. Si quieres regar plantas de exterior o huertos urbanos, te recomendamos que uses una regadera con alcachofa de varios agujeritos, lo cual permite un riego abundante pero segmentado imitando el agua de lluvia. Por el contrario, si quieres regar tus plantas de interior en macetas, te aconsejamos usar una regadera de cuello alargado y fino que te permita focalizar y ahorrar agua evitando encharcamientos innecesarios.
  • Pulverizador. Con los rociadores o pulverizadores vas a poder aplicar remedios y productos líquidos sobre las hojas de las plantas que así lo requieran, como es el caso de las plantas de aire o plantas tropicales que necesiten buena humedad. Eso sí, evita pulverizar cactus o suculentas ya que la humedad en este tipo de plantas favorece la pudrición y la aparición de hongos.

El lugar adecuado

No todas las plantas que llegan a nosotros sobreviven en cualquier rincón de la casa. Hay que buscarles una ubicación adecuada teniendo en cuenta un factor esencial, la luz. Las condiciones de un espacio soleado son muy distintas a las de uno sombrío. También tenemos que contar si se trata de un espacio seco y bien ventilado o si el ambiente es húmedo.

¿Cómo saber qué tipo de clima y luminosidad tienen tus espacios?

Si quieres ser un Pur Planter de primera división vas a tener que redescubrir tu hogar. Observa cada ambiente por la mañana y por la tarde, anota todas las características importantes: si es luminoso o sombrío, húmedo o seco, identifica los puntos focales: una luminosa esquina o esa ventana de la cocina por la que entra el sol durante toda la tarde. Cuando te despiertes temprano, fíjate por dónde entra la primera luz de la mañana y ves investigando su paso durante el resto del día. También es importante conocer el recorrido de la luz en casa tanto en invierno como en verano. El sol genera diferentes microclimas, áreas calientes y frías, húmedas y secas, luces y sombras…Es importante que anotes bien estas características y los diferentes espacios para acertar con las plantas.

Por ejemplo: el sol de la mañana es el mejor para el huerto urbano y aquellas plantas que necesitan sol directo como las suculentas y los cactus. El sol de la tarde que más castiga en verano será soportable también por cactus, gramíneas, árboles, arbustos y algunas suculentas.

Mejores espacios para plantas

Los espacios que no reciban luz de sol directo son ideales para plantas tropicales en sombra. En su hábitat natural, estas crecen bajo los árboles y apenas reciben algún rayo de sol a través de las especies más grandes. Su microclima es húmedo y sombrío, pero no frío.

Si tu balcón o terraza tiene zonas donde no llega el sol prueba a ubicar monsteras, filodendros, helechos, strelitzias o bromelias.

En resumen, una vez hayas observado bien los espacios, hazte con las plantas que mejor se adapten a las características de ese espacio y empieza a desarrollar tu rincón botánico.

plantas terraza

Si quieres ambientar un espacio de la casa en el que tienes poca luz natural, combina plantas de hojas aserradas como los helechos, con otras hojas acintadas como la sanseviera y suma especies colgantes como los senecios y algunas más escultóricas como monsteras o calatheas.

¿Dónde y cómo?

Tanto en el diseño interior como el de nuestros rincones verdes tiene que ver con formas, volúmenes, texturas, colores, luces y sombras. A continuación te damos algunas indicaciones para tener en cuenta a la hora de pensar en espacios:

  • Un rincón luminoso es el escenario ideal para cactus y suculentas. Elige colores, formas y tamaños distintos ya que al agruparlos le aportarán un carácter único.
  • Si quieres destacar algunas especies, puedes usar mesas de madera antiguas o bancos. Además, si añades alguna especie colgante o kokedamas le darás un punto mágico.
  • Aunque el verde sea el color predominante en las plantas, también hay grises, con rayas, manchas, moradas y algunas que cambian su coloración dependiendo del clima. Si tienes pensado formar un rincón, intercala plantas con diferentes colores para que se creen focos de luz.

¡Agrupa! Las plantas son seres vivos y sociables, les gusta estar cerca de otras. Además, cuando están agrupadas generan un microclima muy beneficioso para ellas y para nosotros.

plantas de interior agrupadas

Los esenciales en el cuidado de las plantas

Cada planta se desarrolla en un suelo específico, con determinadas condiciones de humedad y necesita más o menos cantidades de horas de luz. Conocer y respetar las tres claves: sustrato, riego e iluminación es fundamental para que crezcan sanas y felices.

El sustrato

La tierra que las contiene y alimenta. Casi toda planta tiene como función a través de las raíces fijarse en el suelo y absorber los nutrientes que necesita. El sustrato es la mezcla de componentes que forman la “tierra” o “suelo” en maceteros y, como siempre defendemos en Pur Plant, la base fundamental en el cuidado de las plantas. Pero cada familia de plantas lleva un sustrato de acuerdo con sus necesidades. No es lo mismo un sustrato para huerto (que debe ser rico en nutrientes) que uno para cierto tipo de plantas de interior (sustrato con más acidez) o el que necesitan los cactus y suculentas, bien suelto y poroso.

tipos de sustrato
tipos de sustrato

Materiales orgánicos

Tierra negra o sustrato universal

Existen diferentes calidades según marca y necesidades. Si la tierra es de buena calidad, por lo general viene con sello de orgánico siendo más suelta, porosa y con cierto grado de humedad. Recomendamos mezclarla con humus de lombriz o fibra de coco.

Compost, Vermicompost o Humus de lombriz

El compost es el resultado del proceso del compostaje, que consiste en la transformación biológica de restos vegetales y animales en un producto homogéneo, magnífico abono orgánico para la tierra que además ayuda a reducir enormemente la basura.

El vermicompost, es el mismo proceso de compostaje de materia orgánica pero en el que interviene la función de las lombrices rojas californianas, dando como resultado el famoso humus de lombriz.

Aunque realmente el humus de lombriz es uno de los mejores abonos orgánicos que existen apto para todo tipo de plantas, también puede usarse como único sustrato en aquellas plantas con necesidades de alto contenido en nutrientes como el huerto y plantas de interior tropicales.

Si quieres saber más sobre esto, no te pierdas los siguientes artículos:

Resaca de Río

La componen restos orgánicos en descomposición que se extraen de las orillas de los ríos. Su uso es ideal para plantas que requieran levemente suelos ácidos. Incrementa la retención de nutrientes, favorece la aireación y la respiración de las raíces, aumenta la capacidad de retención hídrica manteniendo durante más tiempo la humedad en el suelo y evita la compactación favoreciendo el desarrollo de las raíces. También regula y evita los cambios bruscos de temperatura en el suelo.

Turba

Diseñada sobre todo para azaleas, helechos, bromelias y camelias entre otras. La turba de musgo Sphagnum se caracteriza por retener agua, lo que favorece la absorción de los elementos nutricionales necesarios y aporta porosidad al sustrato. El musgo Sphagnum es capaz de almacenar veinte veces su volumen en agua gracias a su textura ligera. También es antibacteriano y protege contra la putrefacción, las enfermedades y las plagas de forma natural. Además reduce la proliferación de bacterias ayudando a que las plantas crezcan sin enfermedades en la raíz. Estimula la raíz, no la comprime y permite que respiren. Ideal para el cultivo de hidroponía, orquídeas, plantas carnívoras, helechos y bonsáis.

En cambio, hay un punto negativo. Existen algunos tipos de turba que favorecen a la decapitación del suelo debido a los procesos poco sostenibles de su extracción en la tierra. Por ello, en Pur Plant recomendamos preferiblemente usar otro tipo de sustratos más amables en su obtención como el humus de lombriz, el cual se obtiene al transformar nuestros residuos orgánicos. ¡Pura magia!

Fibra de coco

La fibra de coco es un tipo de sustrato cada vez más usado en semilleros y huertos urbanos. Se obtiene como residuo de las fibras de los frutos de los cocoteros. Entre sus ventajas, tiene una gran capacidad de retención de agua ya que sus fibras se comportan como esponjas, tienen una buena capacidad de aireación evitando enfermedades de origen fúngico (hongos). Su extracción y posterior eliminación no conlleva impacto medioambiental. 

Materiales inorgánicos

También se conocen como acondicionadores de suelo ya que no aportan nutrientes pero sí ayudan a mejorar las cualidades físicas del sustrato.

Carbón vegetal

Es el mismo que se usa para barbacoas pero preferiblemente conviene machacarlos o aprovechar los restos que quedan en el fondo de la bolsa. ¡Aquí se reutiliza todo! Funciona como antiséptico para evitar la aparición de hongos y también se puede aplicar como material de terminación. 

Vermiculita

Es un mineral de la familia de la piedra mica, por eso brilla. Está compuesta por silicatos de aluminio, magnesio y hierro y tiene forma laminar. Es capaz de retener agua y nutrientes, aunque no tanto como la perlita, y permite que el sustrato se mantenga suelto y no apelmazado. Su brillo metálico aumenta la reflexión de la luz, por eso vas a verla mucho en invernaderos. También se utiliza para la germinación de semillas.

Perlita

Este mineral de origen volcánico se esteriliza a más de mil grados y así se genera una especie de “palomitas”. Es un mineral superliviano, aireado y muy poroso. Su principal virtud es que absorbe veinte veces su peso en agua. Al regar, cada grano de perlita aumenta su tamaño (se llena de agua) y va liberándola poco a poco hasta regresar a su forma tradicional. De esa manera mantiene aireado el sustrato.

Su PH es neutro y no aporta ningún tipo de nutriente. Son ideales para usar en maceta. Si las empleas solas, también sirven para enraizar esquejes. La perlita aligeran mucho la mezcla, lo cual resulta ideal para macetas y jardineras en terrazas y balcones.

sustratos

Acolchado

Hay múltiples opciones y generalmente son los componentes que usamos para cubrir el sustrato y evitar evaporaciones. En verano, ayudan a mantener la humedad en el suelo porque retienen el agua de riego y evitan la evaporación por las altas temperaturas. En invierno, protegen las raíces de las bajas temperaturas y las heladas al actuar como aislantes térmicos. También evitan que crezcan y se desarrollen malezas que después compiten con las plantas por la luz, el agua y los nutrientes del suelo. 

Si te has quedado con ganas de más, echa un vistazo a este post:

¿Qué es el acolchado y por qué utilizarlo?

Trozos de corteza de pino

Otorgan un aspecto decorativo, aumentan el valor estético y proporcionan una mejor terminación. Actúan como abono orgánico porque con el paso de los meses se degradan y, como consecuencia, fertilizan las plantas ecológicamente aportando porosidad y aireación al suelo. Es aconsejable agregar una capa nueva al año.

Paja

Para nosotros, nuestro favorito. La paja acolcha de manera ligera y aporta color natural a nuestras macetas y huerto. Son muchos los beneficios por los que usarla, por ello siempre la incluimos en cada uno de nuestros envíos.

Musgo

Para cubrir la tierra de las macetas y realzar el aspecto de las plantas y kokedamas utilizamos el musgo. Es más verde y decorativo además de proteger las raíces superficiales del frío y el calor conservando la humedad de la tierra.

Piedras

Puedes usar las que más te gusten o las que consigas. Si traes de la playa o del arroyo, conviene lavarlas para eliminar el salitre y los posibles microbios indeseados. ¡Aunque recuerda! Esta no es una práctica muy sostenible, imagina si todo fueramos recogiendo piedras de los entornos naturales…

Aconsejamos usarlas como base del macetero para un buen drenaje y absorción del agua.

Tipos de sustrato

Para todo tipo de plantas

2 partes de tierra negra o sustrato universal (50%)

Humus de lombriz o compost (30%)

Fibra de coco (20%)

Sustrato para plantas de interior

Helechos y plantas tropicales

Tierra negra o sustrato universal

Humus de lombriz

Fibra de coco

Perlita

½ de vermiculita

Para philodendron y plantas leñosas

Ficus, azaleas o jazmines

Tierra negra o sustrato universal

Humus de lombriz

Perlita

½ de vermiculita

Para cactus y suculentas

2 partes de tierra negra o sustrato universal

1 parte de compost o humus

Vermiculita

½ parte de perlita

½ parte de carbón vegetal picado

Para arbustos

Tierra negra

Turba

Humus de lombriz

Perlita

Para huerto

1 parte de tierra negra

1 parte de humus de lombriz

½ parte de fibra de coco

1 parte de perlita

El Riego

El agua es la vía por la cual la planta absorbe los nutrientes del sustrato. Muchas veces se cree que la planta va a vivir solo con un riego regular. Eso no es suficiente. También necesitan comida (abonos y fertilizantes).

Saber la cantidad y la frecuencia apropiadas al tipo de plantas te ayudará a evitar los riegos en exceso, una de las principales causas de muerte de nuestras amigas verdes.  Conocer nuestro clima también nos servirá de ayuda para aumentar el riego en climas secos y disminuir en húmedos. Hay que animarse a experimentar y ver lo que funciona en nuestras casas. 

Un Pur Plant consejo: las plantas pueden sobrevivir a la falta de agua pero es muy difícil salvarlas de un exceso de riego.

El riego es una actividad que desconecta de la rutina y nos acerca a la naturaleza.

tipos de riego
tipos de riego

¿Cuándo regar?

En épocas cálidas, debemos aumentar la frecuencia de riego. También es importante tener en cuenta que el mejor momento del día para hacerlo es a primera hora de la mañana o al atardecer, así las plantas absorben nutrientes y fotosintetizan de durante la noche. 

En invierno, sin embargo, es preferible regar a media mañana ya que el riego de noche intensifica el frío en el sustrato y eso podría congelar las raíces.

¿Qué tipo de agua es mejor?

Sin duda, el agua de lluvia.¡Gratis y natural! Puedes recolectarla con cualquier recipiente siempre que no se estanque. Para ello, lo ideal es reutilizar botellas para embotellarla. Dependiendo de la zona en la que vivas, el agua potable suele contener salitre y cloro, por lo que no es nada aconsejable.

 Para mejorar su calidad y mejorar esta agua recomendamos dejar el agua reposar en un recipiente abierto durante una noche o 24 horas para que el cloro se evapore. Luego, ya podrás usarla sin problemas.

Algunas especies muy delicadas como las plantas carnívoras, calatheas y alocasias suelen regarse con agua destilada.

¿Cómo regar?

En cuanto al riego tradicional, aconsejamos que se riegue el sustrato sin mojar nunca su follaje salvo que la especie de planta lo requiera.  Regar alrededor evitará una pudrición basal. Mejor regar por los bordes de la maceta para impulsar el crecimiento de las raíces en busca de la humedad.

Diferentes formas de riego

Técnica del plato

Este método consiste en colocar agua en una bandeja, plato hondo o recipiente donde entre el contenedor que se vaya a regar. Para poder aplicar este método es preciso que el macetero tenga agujero ya que el objetivo es que el sustrato se humedezca desde abajo y las raíces absorban el agua que necesitan. Dependiendo del tipo de planta, varían el tiempo y la cantidad de agua necesarios.

Inmersión

Algunas plantas, como las tillandsias o las epífitas en general absorben sus nutrientes por las hojas y no por las raíces. Así, es necesario sumergirlas en agua durante unos minutos. Para alimentarlas además del riego, recomendamos añadir unas gotitas de plant food en el agua de riego. 

Pulverización

Las plantas que requieren humedad casi constante necesitan que las vaporizan regularmente con agua para que su follaje se mantenga saludable. Es lo que suelen necesitar las plantas tropicales de interior y los helechos. Recomendamos hacerlo en días alternos durante épocas de calor y cada 4 días durante los meses más fríos. También aconsejamos hacerlo al atardecer.

Riego Controlado

Es el riego con regadera más habitual y depende única y exclusivamente de nosotros. Al controlar los tiempos y frecuencias de riego, podemos observar cuando nuestra planta necesita beber. Un consejo muy útil es introducir en el sustrato un palillo o un dedo hasta el nudillo y, si no está húmedo, se necesitará regar.

Sistema de Auto Riego Natural

Con este sistema de auto riego natural a base de terracota podrás dar el agua justa que tus plantas necesitan. Te olvidarás de regar durante días y ahorrarás entre un 50% y un 70% de agua.

Riego de Bromelias

Muchas bromeliáceas consiguen la mayor parte del agua que utilizan a partir de una cavidad central que sirve de depósito, que siempre debe estar llena de agua. Cambias el agua 2 veces al mes. Un buen pulverizado en las hojas también les favorece.

regar plantas de casa

Riego de Kokedamas

La bola de musgo de la Kokedama se sumerge en un tarrito con agua por completo evitando hundir la planta. El tiempo y la frecuencia con la que debemos dejarla sumergida dependen de la especie de la cual esté hecha y sus requerimientos hídricos. También guarda relación con el tamaño de la bola; cuanto más grande, más tiempo debe estar sumergida.

Generalmente, si la kokedama está hecha de plantas de interior y la bola tiene aprox 10cm de diámetro, la sumergimos 2 veces por semana durante 20 min.

Si por el contrario está hecha de suculentas y unos 6cm diámetro, sumergir una vez a la semana durante 15 min.

Si te has quedado con ganas de más, no te pierdas este artículo sobre el riego de nuestras plantas en vacaciones.

La Luz

Antes de colocar una planta en casa, identifica qué cantidad de luz necesita. Busca rincones que reciban la luz óptima que dicho tipo de planta requiere para que crezca feliz. Si no estás muy seguro, puedes experimentar poniendo algunas especies y viendo cómo reaccionan. Siempre hay lugares mágicos donde las plantas se sienten a gusto,¡solo hay que descubrirlos!

La exposición solar es vital para ellas. Su crecimiento, salubridad y producción de flores dependen mucho de la luz que reciben. Si una planta toma mayor o menor cantidad de la que requiere, se estresará, lo cual provocará un un crecimiento débil y comenzará a mostrar ciertos síntomas y ausencia de floración. Demasiado sol, en cambio, puede quemar las hojas y generar manchas sobre todo en verano, cuando los rayos del sol son muy fuertes al mediodía. 

Notamos la falta de exposición cuando los tallos se estiran, se afinan y se alargan deformando la planta que desesperada va en busca de una fuente de luz. Este fenómeno se llama etiolación. Otros síntomas son el crecimiento lento, la pérdida de color o follaje y hojas más pequeñas y afinadas de lo normal.

iluminacion para plantas de interior

Intensidad

Cuanto más cerca de una ventana estén las plantas, mayor intensidad de luz recibirán, siempre dependiendo de la orientación y época del año. Si tienes cortinas, se generará una luz difusa que ayudará a evitar quemaduras del sol.

Calidad

La luz natural es la mejor fuente que las plantas pueden tener, pero existen opciones de luz artificial para ayudar a que ciertas especies prosperen en interiores. Para esto se utilizan tubos de luz fluorescente y ciertas lámparas especializadas en cultivos de interior.

Duración

Las plantas de interior, por lo general, necesitan un mínimo de 6h de luz al día; lo cual no significa sol directo, es suficiente con que reciban luz de la proximidad de una ventana o balcón. Las aromáticas necesitan entre 4 y 6 horas diarias de sol. Los cactus desérticos tienen mucho sol ya que se desarrollan en exteriores. Sin embargo, los cactus selváticos y los epífitos se adaptan muy bien a vivir en interiores.

 Tipos de plantas 

En esta guía conocerás las características y cuidados de una extensa lista de plantas para interior y exterior, acuáticas y epífitas, y una selección de cactus y suculentas. Cada una detalla el tipo de exposición a la luz que necesita y la ubicación, riego y sustrato ideal. Conociéndolas, vas a poder elegir las que mejor se adapten a tus espacios y estilo de vida. ¡Toma nota!

plantas botanicas interior

Plantas de interior  

En la naturaleza, todas las plantas viven en el exterior, por lo que las “plantas de interior” no existen. De hecho, no siempre hubo plantas en los interiores, es una moda que surgió en la época victoriana y en gran medida tuvo que ver con las nuevas tecnologías que permitieron crear jardines de invierno y grandes superficies acristaladas, además del interés que despertaban los nuevos ejemplares exóticos llevados a Europa desde lugares lejanos.

Calathea Makoyana, ficus elastica, pilea peperomoides, helecho, helecho cuerno de alce, ficus lyrata, potus, philodendron bipinnatifidum, monstera adasonii, etc. 

plantas de interior begonia maculata
plantas de interior begonia maculata

Plantas de exterior

Balcones, terrazas, patios y jardines

Por su bajo consumo y su fácil mantenimiento los cactus y las suculentas son ampliamente utilizados para su cultivo en exterior debidos a su rusticidad, porque se adaptan tanto al calor como al frío. Agrupar diferentes especies de plantas será clave para lograr un microclima que las ayude a todas a crecer, además de que visualmente generan un efecto enriquecedor.

Algunas plantas de exterior más aconsejables: Sterilitzia Nicolai, limoneros, tillandsias, monstera deliciosa, echeveria, euphorbia tirucalli, crassula ovata, kalanchoe tormentosa, senecio rowleyanus, senecio radicans, agave, chumbera etc.

Hierbas Aromáticas

Tener en casa un huerto de aromáticas es sinónimo de riqueza, pues podremos usarlas para enriquecer nuestras ensaladas y platos, hacer infusiones y aromatizar nuestro entorno. Además, la gran ventaja de cultivarlas es que ¡duran todo el año! Siempre las recomendamos para los que quieran iniciarse con el huerto urbano ya que no necesita un gran espacio y atraen polinizadores a la ciudad. Algunos ejemplos: albahaca, curri, cilantro, cebollino, eneldo, estragón, melisa, lavanda, menta, perejil, orégano, romero,etc.

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚