fbpx

Hemos creado nuestro huerto urbano, pero como con todo con lo que se comienza, hemos de ir familiarizándonos con sus tiempos.

Con la llegada de la primavera los cultivos se vuelven más activos, es la revolución de la vida y su época más activa, es la temporada en la que los cultivos responden mejor debido a la confluencia de mejores temperaturas y agua.

Por ello, es un momento idóneo para animarnos a nuevos cultivos que tienen en la primavera su mejor aliado.

¿Cómo cultivar en primavera?

Si tenemos un pequeño huerto urbano nos preguntaremos qué cultivar en cada estación. Dependiendo del espacio en el que esté ubicado nuestro pequeño huerto tendremos opciones diferentes.

Si tenemos un balcón protegido de los cambios bruscos de temperatura, podemos realizar un pequeño semillero en el que comenzar a plantar además de la plantación directa.

Una vez germinada la semilla, podremos trasplantarlos a macetas o mesas de cultivo adelantando su época de siembra.

Para hacer tu semillero necesitarás un sustrato especial para semillero. Lo colocas en el recipiente e introduces las semillas espaciadas y a poca profundidad. Humedece la tierra y ponlo en una zona iluminada.

Puedes utilizar pequeñas botellas de agua o las hueveras como recipientes para tus semilleros.

Ha de mantenerse siempre húmedo para que todo salga adelante. Cuando salgan los brotes podrás trasplantarlos a la zona de cultivo en la que se desarrollarán.

Otro tipo de cultivos podemos plantarlos directamente, sin necesidad de un semillero y posterior trasplante.

Otro modo de aprovechar la llegada de la primavera, es plantar plantas ya cultivadas en semilleros o compradas, y así obtendremos grandes resultados.

¿Qué plantar a partir de marzo?

Ahora que sabes como cultivar en primavera, haremos un pequeño repaso de qué cultivar según el método que prefieras o el tipo de cultivo que quieres realizar.

Es importante tener en cuenta que las plantas que indicamos son aquellas que, dependiendo del sistema de cultivo, se darán mejor en esta época del año.

Podemos preparar nuestros semilleros en primavera con cultivos de pepino, calabaza, calabacín, tomates, pimientos, plantas aromáticas, berenjenas o melón.

Para cultivar directamente tenemos diferentes opciones, como, por ejemplo, rabanitos, zanahorias, espinacas, cebollas, patatas, guisantes, habas…

En plantas compradas o que han sido cultivadas en semilleros con anterioridad, es un buen momento para darle un empujón. Trasplantaremos a la zona definitiva de cultivo y obtendremos el crecimiento y resultado perfecto. En este tipo de cultivos entran las fresas, escarola, acelgas, brócoli, coles de Bruselas, puerros y espinacas.

Por meses podemos agruparlos así:

Marzo:

Abril:

Sin semillero

Chirivía, remolacha, zanahoria, maíz, patata y escarola

Semillero descubierto

Col, apio, acelga y lechuga

Semillero protegido

Calabaza, tomate, pimiento y calabacín

Mayo

Siembra directa

Calabaza, fresa, maíz, judía, zanahoria, lechuga, melón, rabanito, puerro, pepino y sandía

Siembra en semillero

Apio, tomate, cebolla y pimiento

Además, si ya hemos hecho semilleros en Marzo, tendremos plantones listos para el trasplante a su lugar definitivo y es un mes estupendo para ello.

También podemos darle color y sabor a nuestro huerto en esta época del año, el cultivo de frutos del bosque es ideal en primavera y nos deleitará con sabores gratificantes para nuestro paladar, y colores vibrantes, que atraerán polinizadores y darán vida a nuestro pequeño huerto.

Esta opción es perfecta con niños, que, además de poder disfrutar del proceso de cultivo, ver crecer las plantas y conocer de primera mano el ciclo de crecimiento, podrán divertirse y disfrutar de los frutos que sus plantas ofrezcan, su recolección y las variantes de frutos silvestres que podremos cultivar.

Ideales para eso son las frambuesas, grosellas, arándanos y moras, además de las deliciosas fresas.

Consejos de utilidad para el cultivo de primavera

Para facilitarte un poco las cosas, te daré unos pequeños consejos para que tus cultivos de primavera den sus frutos de la mejor manera posible, optimizando todos los recursos y tu tiempo.

Son pequeños tips de ideas que podrán facilitarte las cosas.

Por ejemplo, cuando regar. En esta época del año los días son más largos y el sol empieza a calentar más de manera gradual, por ello, el agua se evaporará con mayor rapidez en las horas centrales del día, cuando el sol incide con más fuerza.

Por ello, lo ideal es que el riego lo realices por la mañana temprano o al atardecer, para que las plantas tengan tiempo de absorber el agua antes de que las temperaturas más altas evaporen la humedad.

Para aquellas épocas de más calor, en los que no puedes estar pendiente del riego de tus pequeñas macetas, puedes realizar un pequeño sistema de goteo casero para mantener la humedad en la tierra en esos casos puntuales.

Puedes utilizar pequeñas botellas de agua agujereadas que permitan un riego por goteo.

Solo necesitas una botella de plástico y una aguja de coser. Agujerea la botella a unos tres cm de su base, y con el tapón de rosca podrás ajustar la cantidad de agua que saldrá por los pequeños agujeros.

Así podrás tener un riego por goteo adaptado a las temperaturas y necesidades de tus plantas cuando tu no tengas posibilidad de atenderlas debidamente a lo largo del día.

Y por supuesto, una vez recogido el fruto de tu esfuerzo, disfruta cocinando tus cultivos.

Hay cientos de recetas que podrás hacer utilizando los cultivos de tu huerto urbano, así tendrás más ganas de probar nuevas semillas y cultivos para ampliar tu despensa natural y amenizar tus comidas de manera sana, sencilla, económica y sostenible.

Desde Pur Plant queremos que esta sea una experiencia que te aporte positivismo y te anime a orientar tus ganas de conseguir un objetivo saludable y una interacción con tu entorno más sostenible.

¡A por ello!