Somos muchos los amantes de las plantas y cultivos pero, en muchas ocasiones, no encontramos el alimento ideal para ellos. Es muy normal que nos perdamos entre la gran oferta y la falta de información, sobre todo cuando estamos empezando. Por ello, en este post os contamos lo que para nosotros son los 5 must en fertilizantes caseros y naturales.

¡Toma nota!

Abonos caseros para plantas

Aunque podemos encontrar miles de ejemplos de fertilizantes por las redes, cabe destacar que generalmente los caseros no tienen la misma efectividad que otros que podamos encontrar en el mercado ya elaborados. Eso sí, lo que podemos hacer es informarnos y entretenernos experimentando sin salir de casa, aprendiendo a dar un nuevo uso a nuestros restos orgánicos.

1. Estiércol de caballo

Una de las mejores formas de nutrir y enriquecer nuestro suelo es sin duda utilizar estiércol de animales herbívoros. El estiércol se ha utilizado como abono casero desde hace siglos, desde la agricultura más tradicional a la más ecológica y moderna. Utilizarlo es una alternativa de lo más natural y efectiva, sin embargo, no todos disponemos de estiércol para utilizarlo y mucho menos para usar en nuestras macetas y plantas de interior. 

En este artículo os contamos los tipos de estiércol que existen y sus usos, aunque hemos de destacar el estiércol de caballo.  Esta clase de estiércol es un excelente aliado para el compostaje y vermicompostaje. Debido a su escaso aporte en nutrientes  0,6% de nitrógeno, 0,6% de fósforo, 0,4% de potasio y oligoelementos, es recomendable complementar su uso con humus de lombriz líquido.  

Sin duda, el estiércol de caballo es uno de los tipos de estiércol más recomendable para el cuidado de nuestras  plantas.

2. Humus de lombriz, el mejor abono natural para plantas

No podemos continuar con la lista sin nombrar al rey de los abonos orgánicos más naturales. El humus de lombriz es el resultado de la transformación en gran parte de las lombrices rojas californianas  y del compostaje procedente de estiércol, restos de vegetales y frutas, papel y cartón y restos de poda. En definitiva, se podría decir que el humus de lombriz se extrae de los excrementos de las lombrices alimentadas de residuos orgánicos.

Existen dos maneras de encontrarlo en el mercado: sólido y líquido.

  • El humus de lombriz sólido tiene un aspecto a tierra de color marrón oscura con un tamaño de partícula muy fino y sin mal olor (huele a tierra húmeda de bosque). Entre sus beneficios destaca el aumento de la fertilidad y materia orgánica al suelo, consiguiendo una tierra más aireada y rica en nutrientes.
  • El humus de lombriz líquido, son los lixiviados de las lombrices y se genera tras la ingesta de estas al alimentarse de desechos orgánicos y otras capas de materia orgánica como pueden ser las hojas secas y los restos de cartón y papel junto con el agua de lluvia y riego. Este humus se considera el verdadero oro líquido para el cuidado de las plantas.

3. Té de plátano: fertilizante casero para plantas

plantano-fertilizante-casero
Utilizar las cáscaras de plátano es una opción natural, ecológica y sostenible además de muy económica. Tienen múltiples beneficios, sobre todo es rica en potasio, un componente vital para el crecimiento de las plantas.  Utilizarlo en un momento ocasional puede ser una solución natural perfecta.

Aquí os dejamos una receta de Saray Santana para aprender a  prepararlo: https://huellamedicinal.com/fertilizante-organico

4. Cáscaras de huevo

cascaras-de-huevo
Las cáscaras de huevo se pueden utilizar en nuestro jardín tanto de fertilizante natural para plantas como de repelente. Estas aportan un extra de calcio que, en ocasiones, favorecerá al desarrollo de nuestras plantas. 
Por otro lado, es una forma biológica y casera de luchar contra los caracoles y babosas y mantenerlas alejadas de nuestros cultivos.

5. Cenizas de madera

fertilizante-natural-cenizas-madera
Rescatar las cenizas producidas al quemar madera, como recoger las cenizas de nuestras chimeneas, será ideal para darles un nuevo uso como fertilizante casero  rico en fósforo. Eso sí, es importante diluir las cenizas en agua y pulverizar el suelo de las plantas para que sea efectivo.


Una vez más, la madre naturaleza nos aporta la solución más natural a todos nuestros problemas.

Preguntas frecuentes

¿Qué es fertilizante natural?

Los fertilizantes naturales son aquellos abonos obtenidos naturalmente de la descomposición de materia orgánica, ya sea por vía animal o vegetal. Su principal objetivo es nutrir y alimentar el suelo de las plantas devolviendo los micro y macro nutrientes que las plantas necesitan.


Diferencia entre fertilizante natural y fertilizante químico


Un fertilizante natural se obtiene de la degradación de residuos orgánicos tales como estiércoles, vegetales, restos leñosos… por lo que son respetuosos con el medio ambiente e inocuos para personas y mascotas. Por el contrario, los fertilizantes químicos son de origen sintético y suelen aportar soluciones instantáneas muchas veces contraproducentes en el desarrollo natural de las plantas.

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 5 / 5. Votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚