Últimamente nos llegan muchas preguntas sobre cuáles son los mejores abonos orgánicos para usar en mis plantas de interior o incluso qué son los fertilizantes orgánicos y en qué se diferencian con los convencionales. Pues bien, a continuación os lo contamos todo para que no haya dudas y animaros a probar estos abonos en vuestras junglas urbanas. ¡Toma nota!

¿QUÉ SON LOS ABONOS ORGÁNICOS?

Antes de ponernos con la lista de los abonos orgánicos más recomendados, es importante saber primero qué es un abono orgánico.

Los abonos orgánicos son aquellos abonos obtenidos naturalmente de la descomposición de materia orgánica, ya sea por vía animal o vegetal. Su principal objetivo es nutrir y alimentar el suelo de las plantas devolviendo los micro y macronutrientes que necesitan para que crezcan sanas y fuertes. Es importante destacar que la base en el cuidado de las plantas empieza por un suelo fértil. Si se mejoran las propiedades del suelo de forma natural, todo ello dará lugar a un desarrollo óptimo de las plantas y un aumento en la calidad y producción.

Todos estos abonos orgánicos son naturales, no llevan químicos que pueden dañar la tierra y cuidan el ecosistema.

En cambio, los abonos químicos suelen ser una solución rápida, pero que conlleva problemas ambientales como la contaminación del agua, el riesgo de toxicidad  la degradación a largo plazo del suelo.

Los podemos encontrar cómo fertilizantes orgánicos peletizados, abonos orgánicos líquidos o abonos sólidos.

Aquí os dejamos un vídeo de cómo alimentar tus plantas de casa con fertilizantes orgánicos:

LOS MEJORES FERTILIZANTES CASEROS

Una vez aclarada su definición, pasamos a destacar los que consideramos mejores abonos orgánicos:

Humus de lombriz. El mejor abono orgánico

El humus de lombriz es un abono 100% natural con gran riqueza en microorganismos. Es el resultado de la transformación por parte de las lombrices rojas californianas de la especie Eisenia Foetida del compostaje procedente de estiércol natural y la degradación de restos de fruta y verdura, restos de poda y descomposición de otros materiales orgánicos como el papel y el cartón. Podemos encontrarlo en formato sólido o líquido y, sin duda, es uno de los mejores abonos orgánicos que existen. Tiene un tamaño de partícula muy fina, no tiene malos olores y es muy rico en nutrientes, lo que provoca un aumento de la fertilidad en el suelo y un crecimiento idóneo para todo tipo de plantas.

Estiércol. El mejor abono natural para las plantas

El estiércol de animal es otro de los mejores abonos orgánicos que existen, utilizado desde hace miles de años en el cuidado y mantenimiento de los cultivos. Pero, desde que vivimos cada vez más alejados de la naturaleza y en grandes ciudades, nos resulta más difícil encontrarlo. Formado de las deyecciones sólidas y líquidas del ganado, los mejores tipos de estiércol para el abono de nuestras plantas son los que proceden de animales herbívoros como caballos, ovejas, vacas, gallinaza,etc

En este otro post os dejamos información más detallada.

En nuestra web puedes encontrar abonos orgánicos en pellets compuestos, por ejemplo, de estiércol de caballo deshidratado. Un abono ideal para nutrir el sustrato de tus macetas. ¡Sin olores!

Tierra de diatomeas

Un abono orgánico de excelente calidad que no podía faltar en esta lista. La Tierra de diatomeas es un mineral de origen vegetal a base de algas. Este, además de actuar como fertilizante natural aportando grandes cantidades de silicio y calcio mejorando así la fertilidad del suelo, actúa como insecticida ecológico con capacidad de hacer frente a posibles plagas. ¡Un dos en uno apto para todo tipo de plantas!

  • 01-tierra-diatomeas-purplant
    Tierra de diatomeas
    Producto en oferta
    9,75 8,75
    Ahorras: 1,00 (10.3%)

Abonos Verdes

Los abonos verdes son plantas que no cultivamos para obtener fruto, sino que realizan la función de fertilizante natural. Se utilizan como cubridoras del suelo haciendo que así se evite la evaporación y se proteja de posibles erosiones ocasionadas por el viento y la lluvia. Entre algunos ejemplos destacamos la mostaza blanca y el centeno. Son más empleados en agricultura regenerativa y permacultura.

El Compost

El compost es un auténtico abono orgánico ideal para todas nuestras plantas. Este es el resultado del compostaje, un proceso por el cual los residuos orgánicos descompuestos y, posteriormente transformados primero en sustancias húmicas (humus) y luego en sustancias minerales (sales inorgánicas esenciales) son utilizados para nutrir los suelos. En otras palabras, “es el reciclaje de la naturaleza”.

¿Todavía te quedan dudas? Apostar por la utilización de abonos orgánicos es sinónimo de ecología. Cuidar de nuestro entorno con fertilizantes de residuo cero nos hace conseguir devolver a la tierra de nuestras plantas los nutrientes y la fertilidad necesaria.

También te pueden interesar:

Cómo hacer abono casero

Beneficios del fertilizante orgánico