Proteger la naturaleza urbana está a nuestro alcance y es de suma importancia la preservación de la fauna y flora en la ciudad para crear bienestar en nuestro hogar. Pues, ¿sabías que más de la mitad de la población mundial vive en ciudades?

A todos nos gusta asomarnos a nuestra ventana y ver árboles, parques, nuestras plazas repletas de plantas e incluso escuchar cantar a los pájaros por la mañana. Deberíamos interesarnos por vivir en urbes más amables con la naturaleza, pero de ello dependerá nuestros hábitos. La falta de concienciación ha propiciado diseñar ciudades “asépticas” en las que reina el asfalto, los coches, el tráfico, árboles talados y lo que es peor, hasta se derriban nidos porque “afean las fachadas”.

ciudades verdes

Parece que tras la pandemia vivida nuestros cuerpos necesitan espacios naturales y es que numerosos estudios confirman que la proximidad de nuestras viviendas a zonas verdes urbanas repercuten directamente sobre nuestra salud y bienestar. 

Permacultura en la ciudad

Estamos en un momento decisivo para un cambio urgente a favor del medio ambiente, donde podemos hacer algo antes de que sea demasiado tarde. La intervención del hombre ha roto el equilibrio natural durante años, pero es momento de cambiar. En nuestra mano todavía tenemos el poder de regenerar, devolver el verde a los núcleos urbanos. 

Imagina una calle que con el paso del tiempo se {RE}conecte con la naturaleza. ¿Utópico no? Pues aunque pueda parecerlo, es una ficción cada vez más cercana. En permacultura, al contrario que con las ciudades de hormigón y alcantarillas, se pretende retener las energías como la captación de agua de lluvia, explotando su abundancia para re-usarla posteriormente. Al llenar nuestros balcones, patios, terrazas y calles de plantas mejoramos la calidad del aire y regulamos la temperatura. Quien no recuerda las fuertes olas de calor en calles asfaltadas sin vegetación. ¿Y lo mejor? Favorecemos a la biodiversidad atrayendo a polinizadores y aves. Por tanto, si crees que pueda ser una fantasía, empieza por sumar vegetación a tu entorno. Verás que pronto descubrirás sus beneficios.

Pero, ¿por dónde empezar?

Puede que todo esto suene romántico e incluso difícil de alcanzar, pero nada más lejos de la realidad. Existen asociaciones como Ecourbe en Sevilla en la que te ayudan, acompañan y asesoran en la conservación del medio ambiente en la ciudad. Trabajan rescantando animales en apuros, (especialmente aves), reforestan y colaboran en talleres de educación ambiental. ¡Síguelos para conocer más!

ecourbe recata aves

Otras prácticas que podemos adoptar es llenar de verde tu balcón y sembrar flores como la caléndula para atraer polinizadores a la ciudad, colocar en tu ventana bolas de pienso apto para aves, construir tu propio hotel de insectos…

Aunque quizás lo más importante sea trasladar el mensaje con nuestro ejemplo. 

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en huerto y jardinería urbana

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

0
0 item

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚