envío gratis A PARTIr de + 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

RECÍBELO EN 24/48H 📦

Cómo podar un Olivo

Podar un olivo

Podar un olivo es crucial para mantener la salud del árbol, optimizar la producción de frutos y garantizar una estructura fuerte y bien formada.

Además de la salud de la planta, la práctica de la jardinería te ayudará a reducir los niveles de estrés y reducir así las consiguientes enfermedades que el estrés puede provocarnos. También promueve la relajación y la reducción de la presión arterial. ¿No es un combinado perfecto?

Sigue leyendo con nosotrxs esta guía práctica de cómo podar un olivo.

Cómo podar un olivo

Lo primero que debes hacer es eliminar las ramas muertas, enfermas o dañadas. Estas ramas deben ser eliminadas hasta la base para prevenir la propagación de enfermedades y plagas. Corta justo por encima de la unión con el tronco o una rama principal, asegurándote de no dejar tocones que puedan ser entrada para patógenos. 

El corte debes efectuarlo al ras del tronco sin provocar heridas al rodete de cicatrización o callo que se encuentra en la unión, con objeto de no interferir en el proceso de cierre de la herida. 

No olvides que los cortes de poda han de ser limpios y con una ligera inclinación (bisel), por lo que es preciso que las herramientas estén bien afiladas y ajustadas. Igualmente, es conveniente proteger las heridas de poda para evitar infecciones y acelerar la cicatrización pintándolas con algún producto que evite la desecación del corte, mezclándolo con un fungicida.

Clarea el centro del árbol para permitir una mejor circulación del aire y la penetración de la luz. Esto lo conseguirás cortando las ramas centrales.

Si deseas mantener una estructura equilibrada se podrá conseguir retirando las ramas que se cruzan o que crecen hacia adentro.

Otra poda importante es la de reducir el crecimiento excesivo, así mantendrás el tamaño y la forma deseada.

Para tu mini olivo, ¡podar las flores secas ya que estimulará el crecimiento de nuevas!
Un florero con flores  Descripción generada automáticamente

Cuándo podar un olivo

El olivo debes podarlo generalmente una vez al año, esto se hace justo después de haberse cosechado las aceitunas. En la mayoría de los casos, esta poda ocurre justo a finales de invierno, aunque puede variar dependiendo del olivo y del tiempo que dure la cosecha de las aceitunas. La idea de la poda invernal es que el árbol esté en las mejores condiciones para la primavera, cuando comienza nuevamente su ciclo.

Si se trata de tu mini olivo, la poda también es entre diciembre y abril, cuando la actividad del olivo es mínima.

En el olivo como en cualquier árbol frutal, tienes que considerar tres etapas de poda que coinciden con las tres etapas de vida del olivo:

Etapa juvenil o de formación 

La poda de formación tiene por objeto construir el armazón o esqueleto del árbol. Durante este período, se debe podar muy poco. Se practica más el despunte para quitar vigor a ramas que predominan sobre otras.

Diagrama  Descripción generada automáticamente

Tipos de Poda


Etapa de crecimiento y producción 

El olivo no podado tiene tendencia a producir más frutos de los que puede alimentar. La poda de producción tiene por objeto conseguir, durante el período adulto, que el olivo alcance un volumen de copa productivo con el fin de conseguir las máximas cosechas, alargando este período productivo. Al término, el olivo demandará la renovación. La poda que se debe realizar es más similar a una poda de mantenimiento, para mantener la salud del árbol. Es recomendable eliminar las ramas rotas, enfermas o muertas, así como también ir quitando brotes que eviten el correcto ingreso de luz a todo el árbol y que obstruyan la ventilación de las áreas internas, y los chupones (brotes o rebrotes que crecen en la base de la planta o en las axilas de las hojas)

Etapa de vejez o renovación 

Al final de su período adulto, el olivo empieza a manifestar síntomas de envejecimiento, momento en que se inicia un desequilibrio en la relación hoja/madera que lleva consigo un descenso de las cosechas medias, el escaso crecimiento de los brotes, hojas más pequeñas y falta de coloración, e incluso defoliación de ciertas partes del árbol. Estos son índices que indican la necesidad de renovar el olivo.

Esta poda consiste en eliminar las ramas improductivas que se multiplican con el paso de los años, mejorando así la fertilidad del árbol. En algunos casos, los olivos viejos pueden requerir la eliminación de varias ramas en una misma poda. No obstante, lo más común es cortar una rama y esperar a que vuelva a crecer.

Este artículo se centra en la poda del olivo de producción, pero si el tuyo es un mini olivo, sigue las mismas pautas pero haz énfasis en el corte de las flores marchitas y prioriza la poda para dar una estructura atractiva y armoniosa.

¡No subestimes el poder de una poda bien realizada para un olivo próspero y fructífero!

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚