envío gratis A PARTIR DE 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Qué es el Helecho

Junto con las orquídeas, cactáceas y bonsáis, los helechos constituyen uno de los principales grupos de plantas ornamentales. A pesar de carecer de flores, tienen una inmensa belleza debido a una gran diversidad de formas, tamaños y tonalidades. 

Estas antiguas plantas verdes no solo son increíbles a la vista, sino que son plantas antiguas que poblaron la Tierra hace aproximadamente 360 millones de años durante el periodo Carbonífero, mucho antes de la aparición de las plantas con flores. Son consideradas algunas de las plantas más primitivas que aún existen en la actualidad. A lo largo de su evolución, los helechos han experimentado una amplia diversificación y adaptación a una variedad de entornos, lo que los convierte en uno de los grupos de plantas más exitosos y diversos en la historia de la Tierra. Descubre cómo han prosperado a lo largo de los siglos y cómo pueden agregar un toque selvático y voluminoso a tus espacios.

Qué es un helecho

Los helechos ( taxón Filicopsida, Pterophyta, Filicinae o Polypodiophyta) son unas de las plantas de hoja verde más populares, tanto en cultivos de interior como de exterior. Los helechos son plantas criptógamas (pteridofitas), es decir, que no producen ni flores ni frutos; y cuentan con miles de especies agrupadas en seis familias principales, la mayoría de ellas sorprendentes por la belleza de sus hojas, llamadas frondes.

Aquí puedes ver los diferentes tipos de helechos que tenemos, cómo cuidar helechos y sus problemas comunes.

Partes de un helecho

El esporofito de un helecho está compuesto de raíces, tallo y hojas, pero lo que generalmente vemos a simple vista sólo son las hojas, ya que tanto las raíces como el tallo, mejor conocido como rizoma, se encuentran enterrados en el sustrato, o en algunos casos el tallo se encuentra parcialmente enterrado.

Las principales funciones de las raíces son fijar la planta al suelo y la absorción de agua y sales minerales.

El tallo, llamado rizoma, suele ser subterráneo, excepto en los helechos arborescentes, en los que es aéreo. Es un almacén de alimento del que surgen los frondes (las hojas), en general en disposición radial en torno a un punto central.

partes de un helecho ilustracion botanica

Estas hojas o frondes tienen una clara función fotosintética o alimenticia por su color verde, pero también tienen la función de formar y proteger las esporas.

Las esporas son las estructuras reproductivas que producen las plantas de helechos para reproducirse. Estas esporas se encuentran en los soros, que son pequeñas agrupaciones en la parte inferior de las hojas (frondas). Cuando las esporas maduran, son liberadas al aire y pueden ser dispersadas por el viento.

Hoja de un helecho

Es el órgano que hace la función de hoja en los helechos y pteridófitos. La diferencia con las hojas verdaderas del resto de plantas es que también puede hacer función reproductiva.

Son delgados y con poca protección contra la desecación, por lo que tienen tendencia a deshidratarse con facilidad. De ahí que los helechos viven en ambientes con humedad elevada. El fronde se puede secar durante el invierno, pero el helecho vuelve a producir frondes nuevos al llegar la primavera.

Algunos frondes son estériles y otros fértiles. Estos últimos son los portadores de esporangios, generadores de esporas y que en los helechos se llaman soros. La forma y situación de los soros en los frondes sirve para identificar la especie.

La brotación de un fronde es muy característica. Se produce por “desenrollado” de la lámina.

Características helechos

helecho de interior

A diferencia de otras plantas, los helechos son plantas perennes sin semilla, con hojas grandes y son habitantes naturales del sotobosque.

Dado que no poseen ni semillas ni flores, se reproducen por esporas o por las plántulas que crecen en sus rizomas. Para su reproducción son muy dependientes de la humedad, pues sus esporas necesitan una elevada humedad, por eso crecen allí donde las condiciones ambientales son húmedas.

La mayor parte de los helechos no superan los 2 metros de altura, sin embargo los helechos arborescentes pueden llegar a alcanzar los 15 metros. Los helechos epifitos pueden desarrollarse sobre troncos o ramas de un árbol. Otros helechos son terrestres y se desarrollan en zonas húmedas y sobre el mantillo del humus. Algunos géneros como Davalllia, Asplenium o Athyrium son más fáciles de cultivar.

Y ahora que sabes un poquito más de esta planta primitiva… ¿Por qué no considerar cultivar un helecho en casa? Más que una simple planta decorativa, un helecho puede convertirse en un recordatorio diario de la belleza y la serenidad de la naturaleza. Al cuidar de él, no solo estamos embelleciendo nuestro entorno, sino también fortaleciendo nuestro vínculo con el mundo natural.

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚