El aceite de neem está de moda, es una realidad. Se escucha a diario entre los plantlovers pero, ¿qué es realmente el aceite de neem?

Este aceite, también conocido como extracto de neem o aceite de nim recibe su nombre porque es un aceite obtenido de las semillas del árbol de nim de la India (Azadirachta indica). Este “jugo” tiene innumerables propiedades medicinales y es comúnmente utilizado en agricultura ecológica ya que es un complementario fitosanitario ideal para prevenir y combatir las plagas de nuestras plantas.

Aceite de neem propiedades

El árbol de nim del que procede este aceite tiene muchos ingredientes activos del cual destacamos los terpenos, unos compuestos orgánicos muy volátiles.

También posee hormonas que controlan los procesos de metamorfosis de algunos insectos como las ecdisomas.

Algunos de los componentes del aceite que ayudan a combatir las plagas son la azadirona,vepinina y nimbolina, presentes en la extracción de las semillas. La vilasinina, salanina, nimbina y amorastaitina, presentes en las hojas y, por último, la geduninina presente en la corteza.

Estos elementos afectan directamente a los insectos que causan problemas en nuestras plantas y cultivos. Se dirige a insectos chupadores y masticadores pero no afecta a insectos beneficiosos como las mariposas, mariquitas y abejas. Si buscas comprar aceite de neem, hay muchas posiblidades de encontrarlo.

Propiedades beneficiosas

  • Reduce la presencia de hongos
  • Tiene acción fungicida, antiinflamatoria, analgésica y antivírica
  • Excelente repelente de insectos
  • Popular en el cuidado de plantas de interior, da brillo natural y limpia las hojas
  • Bioestimulante con efecto desestresante
  • Aminoácidos que ayudan al crecimiento de las plantas
  • Protege de plagas invasivas
  • Totalmente inocuo para personas y mascotas

Aceite de neem, ¿cómo usarlo?

En Pur Plant recomendamos diluirlo en agua según la proporción de la que dispongamos y nos indique el envase.

Muy aconsejable utilizar un pulverizador y realizar una aplicación foliar. Tras su uso, se pueden limpiar las hojas con un paño o papel de cocina.

La aplicación es mejor realizarla siempre a primera hora de la mañana cuando no tengamos luz de sol directa sobre el follaje y para que las plantas lleguen secas a la noche y no se produzcan posibles hongos.

Para su correcto uso, debemos mantener el aceite en un lugar fresco y seco alejado de la luz solar directa.

Y si ya detectamos una plaga, lo ideal es utilizar el aceite de neem y jabón potásico. Realizar la aplicación diluida en agua y mediante pulverización. Más tarde, pasar por las hojas un trapo o papel de cocina para limpiar y secar. Previamente a la aplicación, podemos intentar retirar el máximo número posible de insectos con el trapito. También puedes comprar insecticidas ecológicos.

Observar el progreso del tratamiento (fitosanitarios ecológicos) y repetir su uso a los 3 o 4 días posteriores en caso de considerarlo necesario.

Otro tip: revisar el envés de las hojas y tallos ya que suelen ser los lugares favoritos de las plagas.

¿Qué plagas combate el Aceite de Neem?

Entre las plagas más comunes, destacamos:

  • Araña Roja
  • Pulgones
  • Nemátodos
  • Arácnidos
  • Hormigas
  • Caracoles
  • Babosas
  • Mosquitas
  • Orugas
  • Trips
  • Mosca Blanca
  • Cucarachas
  • Ácaros

Aunque esta guía debería haber aclarado dudas y haberos ayudado a convertiros en expertos del neem, os dejamos otros post con mucha más información.

¡Ahora solo queda leer y aplicar los conocimientos en nuestras junglas!

También te puede interesar:

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚