En una búsqueda continua por generar cada vez menos basura nos encontramos con un método que soluciona gran parte de los problemas: el compostaje. Y es que compostar es una de las mejores prácticas contra el desperdicio de comida y la gestión de nuestros residuos. Quédate con nosotros y te contaremos con detalle qué es el compost y por donde empezar. ¡Toma nota! 

Qué es el compost

El compost es el resultado de la acción de agentes químicos, físicos y biológicos sobre la materia orgánica. Podríamos decir que el compost es en sí  un organismo con vida propia obtenido tras el proceso conocido como compostaje.

Pero, ¿y qué es el compostaje? El compostaje es una técnica que imita a la naturaleza transformando (de forma más acelerada) los residuos orgánicos en un excelente abono para las plantas y regenerador de suelos: el compost. Durante este proceso de descomposición intervienen millones de microorganismos, hongos y numerosos invertebrados que desintegran mediante procesos aerobios (presencia de oxígeno) los residuos orgánicos, convirtiéndolos en uno de los mejores fertilizantes orgánicos.

Tipos de compost

Ahora que ya sabemos qué es el compost y el compostaje, vamos a ver con detalle los diferentes tipos de compost según su origen:

  • Compost de origen vegetal. Como su propio nombre indica, este compost lo podemos obtener tras el proceso de compostaje de restos vegetales como restos de poda, posos de café o té, pieles de fruta o verdura, maderas, paja,etc.
  • Compost de origen animal. Este compost se obtiene tras la descomposición de entre los restos anteriores nombrados, añadimos estiércol de animales herbívoros como ovejas, caballos, vacas, cabras o gallinas. 
  • Humus de lombriz.  Este excelentísimo abono orgánico es el resultado obtenido tras el proceso de vermicompostaje que, a diferencia del compostaje convencional, puedes comprar lombrices rojas californianas que nos ayudarán acelerar el proceso de descomposición y gracias a su digestión transforman los residuos orgánicos en humus sólido y líquido. 
humus-solido

Si te gustaría conocer más sobre el humus de lombriz, aprende sobre el uso de humus de lombriz en el cuidado de plantas.

¿Cómo compostar en casa?

Aunque puedes pensar que el compostaje tan solo se practica en grandes espacios exteriores también podemos compostar desde casa sin invertir mucho espacio. 

Ya sabemos que a muchos les da miedo hacerlo en su piso porque no tienen balcón y piensan que esto les producirá malos olores, suciedad y desorden pero nada más lejos de la realidad. Si se practica correctamente, podrás gestionar tus propios restos de comida de manera efectiva y limpia usando bolsas compostables biodegradables. ¡Solo hay que saber hacerlo!

Solo necesitas un metro

En un metro cuadrado puedes compostar tus restos de comida en un compost doméstico realizado con palets, directamente sobre la tierra, en una compostera o depositando directamente dentro de una torre de lombrices.

No genera malos olores

Si evitamos tirar restos de comida cocinada, carnes o pescados evitaremos que se produzcan malos olores. Es más, si tenemos mal olor es porque algo no estamos haciendo bien.

Cuida de tu compostera sin excesos

No es esclavizante pero si debemos controlar principalmente la humedad y su aireación. Al final es como cuidar una planta, revisa si está bien, si huele bien, si su color es el adecuado y si todo está correcto déjala ser.

Compostaje vegetal o vermicompostaje

Antes de comenzar, plantéate si lo que deseas es compostar tan solo restos vegetales o si quieres usar lombrices para que te ayuden a acelerar el proceso y obtener humus de lombriz. Pues dependiendo de tu objetivo, necesitarás recrear una compostera diferente.

Por útlimo, es importante mencionar que si lo has hecho bien obtendrás una tierra de color marrón oscuro con olor a bosque.

¿Qué compostar en casa?

  • Frutas y verduras (es preferible usar pieles y cortarlas en trocitos)
  • Posos de café y bolsitas de té
  • Cartones de las cajas de los pedidos (aconsejable utilizar cartones sin demasiadas tintas)
  • Papeles y periódicos
  • Cáscaras de huevo
  • Hojas secas 
  • Cabello (es ideal recoger los pelos que quedan en los cepillos)
  • Tubos de cartón de los rollos de papel higiénico y de papel de cocina
  • Envases que sean compostables

Si tenemos la gran suerte de poder añadir estiércol de animales hervíboros, restos de paja o césped mejoraríamos la calidad de nuestro compost, pero esto son ingredientes difíciles de obtener en casa.

No es aconsejable compostar:

  • Cítricos (limones, naranjas, pomelos,etc)
  • Alimentos cocinados
  • Pescados y carnes
  • Lácteos
  • Papeles de revista
  • Aceites usados, plásticos y latas

Evita el desperdicio de comida compostando en casa

Compostar tiene múltiples ventajas pero quizás la mejor de todas es que transforma nuestros residuos orgánicos en abono para nuestras plantas, ayudándonos a gestionar los residuos domésticos y disminuyendo la contaminación.

Es posible que no encuentres un espacio para tu compostaje doméstico, pero puedes comenzar por evitar el desperdicio de comida usando esta compostera de cocina o descargándote la Phenix App, adoptando nuevos hábitos que te ayudarán a cuidar de tu entorno ¡y salvar comida!

También te puede interesar:

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en huerto y jardinería urbana

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

0
0 item

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚