El purín de ortigas es un fungicida comúnmente empleado en la agricultura ecológica ya que se trata de un líquido desprovisto de cualquier componente químico por lo que es completamente natural y ecológico. Se realiza principalmente a base de ortigas y  es rico en nitrógeno y otros micronutrientes.  También contiene hormonas que estimulan y regulan el crecimiento de hojas, raíces y tallos en los cultivos. 

La ortiga, su planta procedente, es muy conocida como “mala hierba”. Nada más lejos de la realidad, pues sus beneficios superan con creces la mala fama. Es una planta arbustiva de rápido crecimiento y se caracteriza  por estar cubierta por finos pelos que, al contacto con la piel, producen escozor y ronchas.

Estas reacciones ocurren porque los pelos urticantes al ser rozados vierten un contenido de ácido fórmico que causan principalmente este picor.

Para qué sirve el purín de ortiga

Gracias a sus propiedades, funciona eficazmente  como fertilizante y también como insecticida , lo que lo hace una gran alternativa para el cuidado de nuestras plantas y huertos urbanos.

También ayuda a combatir hongos bastante habituales en los cultivos, como el mildiu y el oídio.  

Por último cabe destacar que corrige la clorosis férrica y disminuye las plagas. Su uso también mejora el desarrollo de las raíces de todo tipo de plantas favoreciendo su crecimiento, fija nitrógeno y carbono en el suelo y mejora la capacidad de retención de agua.

 Beneficios del purín de ortigas

Entre sus muchos beneficios, destacamos los siguientes:

  • Impide el marchitamiento y la clorosis férrica de las hojas
  • Favorece la germinación de la floración y semillas
  • Contiene numerosos nutrientes y minerales indispensables para el crecimiento de las plantas como el hierro, magnesio, fósforo, calcio, silicio y vitaminas A y C
  • Excelente fertilizante foliar
  • Contiene hormonas que regulan el crecimiento en frutos, hojas y raíces y protegen las plantas de posibles plagas o enfermedades
  • Acelera el proceso de vermicompostaje y promueve la multiplicación de lombrices
  • Aumenta la presencia de azúcares 
  • Posee propiedades antisépticas y bactericidas
  • Si se combina con cola de caballo, se consigue un insecticida altamente efectivo

Cuándo usar Purin

Se utiliza como preventivo, por lo que podemos rociar nuestras plantas con purín disuelto en agua dos veces al mes aproximadamente. Nos ayudará en la prevención de hongos como la roya, el mildiu y el oídio (incluso a eliminarlos) y también en la prevención de plagas comunes. 

Por otro lado, es recomendable utilizarlo durante las etapas de crecimiento de la planta. 

Caduca el purín de ortigas

El purín de ortigas que tenemos en nuestra web puede caducar a los 6 meses una vez abierto pues, al ser orgánico y de fácil absorción, puede llegar a oxidarse y perder las propiedades aunque si haces un correcto uso de este y lo mantienes en un lugar oscuro y seco puede durar mucho más.

En cambio, si has elaborado tu propio purín de ortigas es recomendable emplearlo en los próximos 4/6 meses.

Esperamos haber resuelto dudas y que os enamoreis de este increíble producto, pues se convertirá en un imprescindible para el cuidado de tus plantas.

También te puede interesar:
Cómo eliminar plagas en plantas

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

0
0 item
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚