envío gratis A PARTIR DE 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Qué es y cómo hacer un terrario eterno

Los terrarios, esas pequeñas maravillas de mini jardines en bol que cada día vemos más en redes, es una de las tendencias que suma seguidores en la actualidad. ¡Y no es para menos! Pero, ¿qué sucede si deseas hacer un terrario que no solo sea “bonito” sino también duradero? En este artículo, te contamos qué es y cómo hacer un terrario eterno. ¿Te animas a experimentar?

Qué es un terrario eterno

Un terrario eterno es una versión mejorada y más sostenible de los tradicionales. A diferencia de los terrarios convencionales, que pueden necesitar un mantenimiento frecuente, el objetivo de un terrario eterno es establecer un equilibrio autosuficiente que requiera cuidados mínimos. Estos terrarios se convierten en pequeños ecosistemas autosostenibles que pueden mantenerse por sí solos durante largos períodos.

Cómo hacer un terrario eterno

Para comenzar a hacer un terrario eterno que funcione con el tiempo, lo primero será limpiar bien todo el bol de cristal previamente escogido.

En el fondo coloca una capa de arlita o piedra volcánica en la parte inferior del contenedor para facilitar el drenaje.

La siguiente capa será de carbón activo. Añade una capa delgada de carbón activo para filtrar el aire y el agua, o bien mézclala con el sustrato.

Ahora es el momento de agregar una capa de sustrato acorde con las plantas elegidas que te gustaría añadir. En este caso, recomendamos este sustrato si tu intención es añadir plantas tropicales como helechos, fittonias, hypoestes o palma areca.

Y este es el momento más creativo, la elección y disposición de plantas. Coloca las plantas en el sustrato considerando sus necesidades de luz y humedad. Aquí te proponemos una selección de plantas que sabemos serán perfectas para añadir a tu terrario eterno https://www.purplant.es/plantas/plantas-interior/terrario/

Si quieres algo de decoración opcional, siempre puedes añadir algunas piedras pequeñas, conchas o cualquier otro elemento decorativo. Eso sí, cuidado con no lavarlos previamente, los restos de sal podrían perjudicar a su desarrollo.

 ¿Te gustaría que tu terrario eterno tenga un manto verde? Añade una capa de musgo sobre el sustrato en los espacios que queden descubiertos entre plantas. El musgo añade un toque de verdor, textura y mejora la humedad ambiente.

Por último, riega suavemente el terrario después de plantar para establecer las raíces. Puedes hacerlo pulverizando el agua para evitar que el sustrato se apelmace y para permitir que el agua se distribuya de manera eficiente en todo el sustrato.

Terrario eterno cuidados

  • Lugar adecuado: Coloca el terrario en un lugar con luz indirecta, evitando la luz solar directa que pueda causar un calentamiento excesivo. ¡De los pasos más importantes!
  • Temperatura estable: Mantén el terrario en un rango de temperatura moderado, evitando extremos de calor o frío.
  • Observación regular: Aunque se supone que son de bajo mantenimiento, observa tu terrario regularmente para ajustar las condiciones según sea necesario como podas o limpiezas.
  • Evita el exceso de agua: No riegues en exceso. La clave de tener un terrario eterno es que no necesita riegos. Si lo hemos diseñado bien, el terrario se auto regula y permite que el ciclo del agua fluya.

Origen de los Terrarios Eternos

¿Sabías que esta práctica ha existido durante siglos? No hay una fecha específica registrada sobre el primer terrario, pero hay evidencias de que ya se hacía en la historia antigua.

En el contexto de la historia antigua, se sabe que la creación de jardines en miniatura era una práctica común en la antigua China. Los “paisajes en miniatura” se diseñaban en pequeñas bandejas o recipientes, considerarse algunos de ellos como los precursores de los terrarios modernos.

En la Europa del siglo XIX, durante la época victoriana, se popularizó mucho la práctica de cultivar plantas en recipientes de cristal, conocidos como “wardian cases” (conoce aquí mas detalles). Estos terrarios permitían que las plantas crecieran en un ambiente cerrado y protegido, y se utilizaban tanto para plantas ornamentales como para el transporte de especies exóticas. Una auténtica fantasía.

Sin embargo, el concepto moderno de terrarios eternos, donde se busca mantener un equilibrio autónomo con agua y nutrientes reciclados, tiene sus raíces más específicas en experimentos y creaciones más contemporáneas, como el “Garden in a Bottle” de David Latimer, que se inició en 1960 y sigue siendo un ejemplo duradero de un ecosistema encapsulado.

Deseamos que hayas aprendido un poco más sobre este fascinante mundo de los terrarios. Te dejamos otros artículos que seguro te interesan:

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚