envío gratis A PARTIR DE 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Cómo hacer un jardín en botella

Bienvenido al fascinante mundo de la creación de jardines en botellas. Esta técnica, también conocida como terrario, ofrece una forma única y sostenible de cultivar plantas en un entorno cerrado y autónomo. Al encapsular la belleza de la naturaleza en un recipiente de vidrio, los jardines en botellas nos permiten experimentar el ciclo completo de la vida vegetal de una manera compacta. 

En este artículo, explicaremos paso a paso cómo hacer un jardín en botella, descubriendo los secretos detrás de este microcosmos verde y brindando consejos prácticos para mantenerlo vivo. ¡Toma nota!

Jardín en una botella

Un jardín en una botella cerrada opera bajo un fascinante equilibrio ecológico que imita los procesos naturales de la Tierra. La clave de su funcionamiento radica en la capacidad del sistema cerrado para reciclar y mantener los elementos esenciales para el crecimiento de las plantas. 

1º  Las plantas dentro del terrario realizan fotosíntesis, convirtiendo la luz solar en energía para su crecimiento. Durante este proceso, liberan oxígeno. Además, las plantas también llevan a cabo la respiración celular, consumiendo ese oxígeno y liberando dióxido de carbono.

2º  El agua en el suelo se evapora debido al calor y la luz solar, formando vapor de agua en el interior de la botella. Al entrar en contacto con las paredes frías de la botella, el vapor se condensa y vuelve a convertirse en agua, regresando al suelo para el uso de las plantas. 

3º  A medida que las hojas caídas o restos de plantas se descomponen, liberan nutrientes que son absorbidos por las raíces de otras plantas, cerrando así el ciclo de nutrientes.

4º  Pequeños organismos como microorganismos del suelo, bacterias y hongos contribuyen al equilibrio biológico del jardín en botella. Estos organismos participan en procesos como la descomposición de materia orgánica y la liberación de nutrientes, contribuyendo al bienestar general del ecosistema en miniatura.

Jardín en botella cerrada

Materiales que necesito

  1. Recipiente o botella. Puedes reutilizar una botella o puedes optar por elegir una cúpula de vidrio. Eso sí, debe ser cristal para permitir que entre la luz, y con cierre hermético para crear la armonía y el ciclo biológico.

2. Piedra volcánica o arlita para hacer la base.

3. Carbón activo para mejorar el drenaje y el desarrollo de raíces.

4. Sustrato para plantas. Aquí puedes escoger sustrato según el tipo de plantas que desees usar.

5. Plantas. Recuerda añadir plantas que se puedan introducir en tu recipiente. Echa un vistazo a nuestra selección de plantas para terrario.

Por último, cabe mencionar que puedes usar piedras decorativas como elementos de terminación y que también podrás necesitar pinzas o palitos de gran altura para usar como herramientas en su elaboración.

Cómo hacer un jardín en botella cerrada

Primero, limpia la botella, desinféctala y sécala bien antes de proceder a colocar la base de nuestro jardín. Esta base puede ser piedra volcánica o arlita, que actuará como aislante entre el sustrato y el cristal, evitando así que las raíces se pudran. Utiliza pinzas o un palito para distribuir las piedras uniformemente en toda la base de la botella. Después espolvorea un poco de carbón activo para aumentar la fertilidad del suelo y facilitar el acceso de oxígeno a las raíces. Coloca el sustrato adecuado para las plantas que vayas a usar. (consulta https://www.purplant.es/sustratos/).

Puedes utilizar un embudo o hacerlo con una hojita de papel enrollado para introducir los materiales. Utiliza un palito o una pequeña pala para compactar ligeramente el sustrato, asegurándote de que las raíces de las plantas queden bien en contacto con él.

Más tarde, realizamos la composición de nuestro jardín en botella ¡el paso más creativo! Coloca una cantidad específica de plantas, siempre asegurándonos de que su tamaño no exceda el ancho de la boca de la botella de cristal. Recuerda que todas cumplan las mismas condiciones ambientales de luz, temperatura y humedad. Si decides agregar una base de musgo, es recomendable hacerlo antes de plantar las otras especies, dejando un espacio para introducirlas posteriormente.

Por último, riega con agua embotellada, destilada o filtrada, que esté libre de contaminantes, ya que alimentará mejor nuestro jardín en botella de cristal y no ensuciará el cristal al evaporarse. Aprovecha estos momentos de riego para limpiar con una servilleta envuelta en un palito las paredes de tu mini jardín en botella.

Jardín en botella de vidrio

Una vez tengamos nuestro jardín en botella sostenible, es importante no olvidar los cuidados básicos que harán que nuestro experimento sea todo un éxito. Elige un lugar en el que reciba luz indirecta, como puede ser cerca de una ventana con cortina. Observa la condensación en las paredes de la botella para evaluar la necesidad de riego. Si hay demasiada humedad, puedes quitar la tapa durante un tiempo para permitir la evaporación. Añade agua solo cuando sea necesario, evitando que el sustrato esté constantemente empapado. Es fascinante ver cómo los elementos naturales trabajan en armonía en un espacio cerrado.

Algunas Curiosidades sobre los jardines en botellas selladas

La historia de David Latimer y su jardín en botella que ha perdurado más de 57 años es una de las más destacadas y conocidas. 

David Latimer plantó un jardín en una botella en 1960 y la selló, creando un ecosistema autosuficiente. Sorprendentemente, el jardín ha prosperado sin intervención humana durante más de 57 años. Sólo la abrió para regar una vez. 

Este ingeniero inglés jubilado cuida ahora a la trasdecantia como si fuese uno más de la familia y se ha marcado como objetivo que cuando él no pueda sea su hijo el que siga cuidándola.

Este tipo de jardín embotellado ilustra de manera impresionante la capacidad de las plantas para adaptarse y sobrevivir en condiciones cerradas y limitadas. ¿No os parece mágico?

También te puede interesar

Cómo hacer un jardín en un bol

Hacer un jardín eterno

Cómo hacer un terrario eterno

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚