envío gratis A PARTIR DE 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Plantas de interior fáciles de cuidar

El mundo de las plantas de interior puede ser sencillo pero también complejo. Al inicio, resulta abrumador encontrarnos con una planta nueva cuando nunca antes habíamos tenido, ni siquiera un cactus. Pero no te preocupes, si eres nuevo o nueva en esto, a continuación te desvelamos los detalles para que tus plantas crezcan felices y os contamos nuestra top list de plantas de interior fáciles de cuidar. ¡Vamos al lío!

Plantas de interior de fácil cuidado

Empecemos aclarando algo importante a tener en cuenta “las plantas de interior no existen“. Para situarte, las plantas llevan evolucionando millones de años y siempre en el exterior, sin macetas ni invernaderos. Las plantas en la naturaleza siempre crecen al aire libre, solo que nombramos “plantas de interior” aquellas especies que se adaptan bien a vivir en interiores gracias a sus características. Son plantas que no admiten sol directo (al menos en las principales horas de calor) y requieren temperaturas cálidas constantes. Al tenerlas dentro de casa, dependerán de los cuidados que nosotros le proporcionemos, intentando facilitarles unas condiciones similares a las de su hábitat natural. Pero esta parte es importante, pues no es lo mismo cuidar plantas en Marruecos que en Galicia. El contexto influye directamente en su cuidado.

También es importante destacar que aunque no existen fórmulas mágicas universales, ya que cada especie tiene unas necesidades distintas en las que entra en juego sus circunstancias, vamos a ver a continuación las prioridades básicas para un correcto cuidado: luz, riego, sustrato y ambiente.

Luz

Hay plantas de interior fáciles de mantener, siempre y cuando reciban la luz adecuada según familia. Las plantas necesitan la fotosíntesis para vivir por lo que sin luz estas no sobreviven. Además, la intensidad de la luz condiciona su aspecto y crecimiento. Las variaciones en la iluminación pueden marcar la diferencia en color, tamaño y forma, así como su frondosidad. ¡Pero no te asustes! Como regla general, casi todas las plantas de interior requieren luz indirecta o semi sombra. Nada de ponerlas a pleno sol o podría provocarle quemaduras. Estas condiciones son las que suelen tener en su hábitat natural al crecer bajo la luz filtrada de los árboles.

Aquí es necesario hacer un inciso: casi todas las plantas están preparadas para una exposición generosa de luz pero con diferentes restricciones de sol directo.

Una vez sabemos esto ¿dónde ponemos nuestra plantita si soy principiante? Infórmate. Averigua el nombre y tipo de planta e investiga sus necesidades de luz, intentando recrearlas en tu espacio.

Riego

Antes de regar, conoce tu planta, pues ellas siempre nos envían señales. “Una vez por semana” es un mantra que continuamente se repite, pero piensa que no es igual el riego en verano que en invierno, en una maceta grande que en una maceta mini y por supuesto, no tiene las mismas necesidades de riego una tillandsia a una begonia.

La fórmula de riego inequívoca para acertar consiste en comprobar el peso de la maceta y observar las señales que cada planta nos indica: hojas caídas, sustrato seco…

Cuando una maceta pesa poco es porque necesita agua. El agua aumenta varias veces el peso del sustrato. Si quieres conocer más sobre el riego, no te pierdas este post: 5 consejos para regar tus plantas

¿Cómo seleccionar un buen sustrato?

Los sustratos y sus recetas pueden adaptarse al gusto de cada planta. Los sustratos generalmente deben ser aireados, con buen drenaje y enriquecidos. Un buen sustrato es esencial para cuidar las raíces de nuestras plantas ¡Es la base de todo! También el sustrato es fundamental para el riego.

Pero si tuviéramos que hacer dos grandes grupos, probablemente diríamos que para la gran mayoría de plantas de interior de origen tropical necesitan un sustrato rico en materia orgánica, poroso y ligeramente ácido.

En cambio, para cactus y suculentas es recomendable usar un sustrato pobre, con buen drenaje y aireados, o de lo contrario se pudrirán. Un ejemplo de receta podría ser el siguiente:

  • Sustrato para cactus 40%
  • Greda volcánica 30%
  • Pómice 15%
  • Perlita 15%

Temperatura

La temperatura y la humedad ambiente son dos características fundamentales para el desarrollo de nuestras plantas y, como de costumbre, no es algo que solamos tener en cuenta cuando empezamos. La belleza y salud de las hojas está estrechamente relacionada con el clima. Por ejemplo, si en casa la temperatura baja de los 15º durante el día, es recomendable reducir los riegos y mantener los sustratos secos y aireados por más tiempo. En cambio, si las temperaturas superan los 29º, deberemos aumentar la humedad ambiente y mover las plantas a un lugar en el que pasen menos calor.

Pero, ¿cómo podemos aumentar la humedad ambiental?

Para aumentar la humedad ambiente en casa, sobre todo si vives en un clima seco, puedes optar por pulverizar a menudo, agrupar las plantas, utilizar un humidificados o usar un cuenco con piedras en agua. Eso sí, ten en cuenta que no debemos confundir aumentar la humedad ambiental con la humedad en el sustrato. Una planta puede estar bien regada y tener una humedad ambiente baja que perjudique al aspecto y crecimiento de sus hojas.

Plantas de interior resistentes

Una vez visto las características fundamentales para que nuestras plantas crezcan felices, vamos a continuar con una lista de plantas de interior fáciles de mantener. ¡Ideales para principiantes!

Pilea Peperomioides

Una planta de interior muy agradecida ¡aunque su peor enemigo es el exceso de riego!. Esta belleza es sin duda una de las plantas tendencia por su fácil cuidado. Durante más de dos años consecutivos, se convirtió en la planta más pineada de Pinterest.

Necesita mucha luz brillante, si puedes colocarla donde reciba el sol de las primeras horas de la mañana y últimas horas de la tarde tras una cortina verás como te lo agradece.

Respecto al riego, es preferible dejar secar su sustrato entre riegos.

Agradece ambientes con humedad moderada, incluso en climas secos mejor no pulverizar.

Crece sana con temperaturas cálidas constantes de unos 22º. No lleva bien el exceso de calor ni el frío.

¿Y lo mejor? Es 100% pet friendly. Si quieres conocer con más detalle sobre la pilea peperomioides, no te pierdas estos post:

Cuidados pilea peperomioides

Problemas pilea peperomioides

Hoya Kerrii

También conocida como planta de cera, es una planta epifita trepadora de hoja suculenta que almacenan agua en sus carnosas y reconocidas hojas tipo corazón. Necesita una ubicación muy iluminada y puede tolerar algo de sol directo siempre que evitemos las horas centrales de más calor. Respecto al riego, espera que la hoya tenga las hojas ligeramente blandas y el sustrato seco antes de regarla. Prefieren estar apretadas y tener poco movimiento en las raíces. En lo que respecta al sustrato, una excelente receta es usar lo siguiente:

50% fibra de coco

20% corteza de pino

20% perlita

10% humus de lombriz

  • hoya-kerrii-variegada
    Hoya Kerrii Variegada
    6,99 
    Añadir al carrito
  • bebe-hoya-kerrii
    Bebé Hoya Kerrii
    5,99 
    Añadir al carrito

Monstera Adansonii, planta de interior fácil cuidado

Las monsteras son plantas de interior muy deseadas por su fácil cuidado, poca exigencia y gran belleza. Estas plantas trepadoras originarias de América Central agradecen una buena humedad ambiental del 60%, espacios con luz indirecta media y un riego moderado. Es preferible dejar secar entre riegos.

Tillandsias, plantas de interior fáciles de mantener

Las tillandsias, reconocidas por ser plantas aéreas que no necesitan sustrato para vivir, son de las plantas de interior más fáciles de cuidar. Solo deberás tener en cuenta que necesitan una buena humedad ambiente, darles de vez en cuando algo de nutrientes por vía foliar y realizar un riego por inmersión cada 15 días aproximadamente. Optar por elegir tillandsias puede ser una elección original y fácil de mantener en el tiempo, algo idóneo para principiantes.

Hiedra, una planta muy resistente

Por último, hablamos de la hiedra, una planta fuerte y de fácil cuidado. Famosas por su follaje compacto y perenne, estas plantas trepadoras no toleran los excesos de riego ni el calor excesivo en ambientes secos a pesar de su fama. Para crecer feliz, necesitará luz indirecta muy alta, un riego moderado a escaso y espacios no muy húmedos. Puedes cuidarla como planta colgante o trepadora. Eso sí, mantenla alejada de tus peludos pues es considerada planta tóxica para mascotas.

En definitiva, este es un pequeño resumen de plantas idóneas para principiantes, pero hay muchas más. Te animamos a visitar más plantas de interior fáciles de cuidar y dejarte enamorar por la increíble experiencia de verlas crecer.

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚