envío gratis💥pedidos +19,95€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Cómo regar los cactus

Si hay algo que caracteriza a los cactus es su alta rusticidad y bajo riego, pues no hay nada peor para un cactus que excedernos con el agua. El riego es importante en la cantidad y frecuencia apropiadas pero eso no quiere decir que los cactus sobrevivan sin gota de agua. A continuación te explicamos con detalle cómo regar los cactus para que crezcan sanos y felices.

Cada cuánto regar un cactus

Es difícil dar una respuesta general que sirva para todos los cactus, pues cada especie, clima, sustrato y contexto influirán a la hora de regar. Aunque si tuviéramos que dar algunos consejos comunes, diríamos que en épocas cálidas es preferible regar al atardecer o por la mañana temprano, evitando a toda costa regar a pleno sol. En invierno, sin embargo, en muchas ocasiones el riego se suspende cuando se trata de regar cactus.

Veamos otros factores a tener en cuenta:

  • Tipo de maceta. Si tienes el cactus en una maceta de plástico, esta suele retener menos humedad que las de terracota. Cuando usas macetas de barro en cactus este material poroso favorece la transpiración y por tanto, se regará con menor frecuencia.
  • Tamaño del cactus. Cuanto más grande sea el ejemplar, más capacidad de retención tendrá y menor frecuencia de riego.
  • Temperatura. Si vives en zonas cálidas y secas, probablemente tu cactus tendrá más necesidades de riego que si habitas en zonas húmedas y de temperaturas bajas. Adapta el riego según el clima.

En definitiva, los cactus son preferibles regarlos cuando su sustrato se encuentre completamente seco. En invierno, reduce la frecuencia o suspende el riego dependiendo de los factores anteriormente citados. En cambio, en épocas cálidas si tienes cactus pequeños al sol deberás regarlos de una a dos veces por semana.

Un consejo muy útil de que tu cactus está sediento es cuando observes que empieza arrugarse y desinflarse. Y recuerda: los cactus pueden sobrevivir a la falta de agua, pero es muy difícil salvarlos de un exceso de riego.

Cómo regar un cactus miniatura

Para regar un cactus mini muchas veces nos resulta complejo ya que apenas queda espacio en la capa superficial del sustrato. Si es tu caso, nada mejor que regar por inmersión no más de 10 minutos. Coloca un recipiente con agua destilada o en el mejor de los casos agua de lluvia recuperada y pon tu mini cactus en el durante unos minutos. Después, asegúrate de que tenga buenos agujeros de drenaje que impidan una retención de agua innecesaria.

Otros consejos a tener en cuenta en el riego de los cactus

  • Utiliza una regadera de única y fina boca para realizar un riego seguro, evitando mojar la planta.
  • Asegúrate de que la maceta de tu cactus tiene agujeros de drenaje para expulsar agua que no necesite y, en caso de tener plato, evita que retenga agua sobrante. ¡Cuidado con eso!
  • Riega con cautela y procura que el agua se mantenga a una temperatura estable, ni muy fría ni muy caliente o de lo contrario perjudicará a las raíces.

¿Qué tipo de agua es mejor para los cactus?

Sin duda, el agua de lluvia. ¡Es natural y gratis! Puedes recuperarla y utilizarla para después, aunque pon especial atención a que no se estanque y se formen larvas de mosquitos.

También puedes utilizar el agua que despide el aire acondicionado o agua destilada, siempre que se haya comprobado que solo sea agua de condensación y no arrastre aceites de ningún líquido que pueda dañar tus cactus.

Por último, puedes usar el agua corriente del grifo aunque para evitar sustancias presentes de cloro, salitre, etc. recomendamos dejarla reposar en un recipiente abierto unas 24h para que el cloro se evapore.

Deseamos que esta información te ayude a regar mejor tus cactus y disfrutar de su compañía por muchos años.

También te puede interesar

5/5 - (1 voto)
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚