envío gratis A PARTIR DE 49€

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

recíbelo en 24/48h 🚀

Cómo reproducir una planta suculenta

Al igual que otros seres vivos, las suculentas se reproducen para perpetuar la especie. Como ocurre en la reproducción humana, el nuevo ejemplar pertenece a la misma familia pero no es idéntico a la planta madre, ya que entra en juego la evolución genética. Quédate en este post y te contamos con detalle cómo reproducir una planta suculenta. ¡Apunta!

Cómo multiplicar suculentas

reproducir-suculentas-hojas

Para situarnos, las suculentas o crasas son todas aquellas plantas que almacenan agua en su interior. La mayoría lo hace en las hojas y tallos, aunque algunas especies también se acumulan en las raíces. La gran mayoría de suculentas son originarias de África y Centroamérica, ya que provienen de lugares con escasas o nulas precipitaciones. Por eso, cuando las cultivamos, su principal causa de muerte es el exceso de riego.

Una vez dicho esto, es importante tener en cuenta que las suculentas son muy fáciles de propagar. Así que coge papel y lápiz y anota los consejos para su propagación botánica.

Reproducir plantas suculentas por esqueje de hojas

Las plantas de hojas carnosas son las que mejor funcionan para este tipo de reproducción. Un ejemplo son las crassulas, las echeverias o las sedums. Una vez tengamos el ejemplar, sacamos un par de hojas para comenzar la multiplicación.

  1. Corta las hojas de la planta madre

El corte debe ser limpio y aconsejamos cortar en el lugar donde la hoja se une con el tallo. Es preferible no cortar las hojas nuevas ni las demasiado viejas, por lo que una buena manera de acertar es sacar las hojas por debajo de la roseta superior.

  1. Coloca las hojas en una bandeja

Durante aproximadamente una semana, deja las hojas en un plato o bandeja en un lugar seco y luminoso, al resguardo de lluvias y sol directo. De esta manera permitimos que cicatricen y enraícen. 

Es posible que tras esa misma semana hayan algunas hojitas que broten y otras que no. Esto es totalmente normal, en cambio, sí deberemos desechar todas aquellas que tengan aspecto rugoso o blando.

  1. Deja que enraícen

Una vez pasada la primera semana, vamos preparar un sustrato adecuado para suculentas en contenedores pequeños de poca profundidad como hueveras o macetas de poca altura. Una vez rellenos los contenedores de sustrato para cactus y suculentas, regamos sin encharcar. Luego apoyamos las hojas horizontalmente sin enterrarlas y, al cabo de unos días o semanas, empezaremos a ver las raíces. Se recomienda regar cada vez por semana en otoño/invierno y cada 3 días en primavera/verano.

suculentas-reproduccion
  1. Trasplanta el nuevo retoño

Mientras los brotes crecen y la nueva planta enraíza, verás que la hoja madre va perdiendo firmeza. Esto es totalmente normal. Al mismo tiempo que la nueva crece,la hoja madre irá muriendo poco a poco hasta secarse por completo y desprenderse del nuevo retoño. 

Cuando la hoja madre se seque, es el momento de trasplantar. Ten en cuenta que todavía las raíces son muy frágiles y pequeñas por lo que recomendamos seguir este paso con cuidado.

Elige una maceta pequeña acorde al tamaño del nuevo ejemplar, rellénala de sustrato y realiza un pequeño hoyo en el que apoyar la plántula. Después, riega abundantemente sin encharcar y protégela del sol directo y la lluvia, colocándola en un lugar luminoso y bien ventilado.

Reproducir plantas suculentas por tallo

Este es un método muy común de propagación de cactus y parte de suculentas. Para multiplicar por esqueje de tallo, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Corta el tallo. Esteriliza con alcohol las tijeras o cúter con los que vayas a realizar el corte. El secreto es que al mirar el corte no se vea savia y sí la hendidura oscura: esto nos indicará que la herida se ha sellado. Recomendamos añadir canela en polvo en la herida del esqueje y la planta madre para evitar la aparición de hongos.
  2. Trasplanta el esqueje. Elige un recipiente adaptado a su tamaño, rellénalo de sustrato para suculentas y procura que la maceta tenga buen drenaje. Haz un agujero en la tierra y planta el tallo. ¡Nada de riegos! Por norma general, las suculentas que no tienen raíces no se riegan porque el exceso de agua puede pudrirlos. Entre una semana y dos meses, dependiendo de la especie, ya habrá enraizado.
  3. Respeta el proceso de enraizamiento. No deberemos mover el esqueje o intentar sacar el tallo durante el proceso de enraizamiento. Las primeras raíces son muy frágiles y si lo movemos podemos perjudicarla. Aconsejamos plantar varios ejemplares juntos para generar un microclima que las ayude a seguir creciendo.

Multiplicar suculentas por hijuelos

Hay suculentas como es el caso de las echeverias, los aloes, los agaves y los kalanchoes a las que les nacen hijos de la planta madre. Esta técnica es posiblemente una de las maneras más sencillas de propagar suculentas.  Solo tendremos que cortar con cuidado los hijuelos de la base de la planta ayudándonos de un cúter esterilizado y seguiremos el mismo procedimiento que con los esquejes de tallo: dejamos cicatrizar y luego trasplantar.

Si por el contrario, tenemos suerte de conseguir un hijuelo enraizado, trasplantamos a una maceta cuya base tenga piedras, después rellenaremos con sustrato apto para suculentas y finalmente podemos cubrir con algún material de terminación. Finalmente, regaremos sin excesos y a disfrutar de verlas crecer.

Propagar por división de rizomas o raíces

Este es un método perfecto para la mayoría de suculentas colgantes como el Senecio rowleyanus y la Ceropegia woodii. Para tener éxito con la propagación, primero de todo nos aseguraremos de que el sustrato se encuentra seco (nunca realizar tras el riego).

  1. Cogemos la planta madre y la separamos. Como si se tratara del mismo cabello, separamos con suavidad las matas que tengan vástagos con raíces.
  2. Trasplantamos las matas enraizadas. Una vez separadas, plantamos como en los casos anteriormente comentados y regamos levemente.

Es importante tener en cuenta que muchas suculentas colgantes emiten tallos con raíces aéreas de los cuales en estos casos, podemos plantar directamente en sustrato húmedo. De esta forma, las pequeñas raíces penetran la tierra progresivamente hasta enraizar.

como-reproducir-suculentas

Suculentas reproducción por estolones

Por último, hay suculentas como las Sempervivum y otras crassulas que emiten brotes laterales que salen de los tallos, enraízan y generan nuevas plántulas. Al plantarlos en tierra, crecen con facilidad. 

Deseamos que esta información os sea de utilidad ¡y a multiplicar suculentas!

También te puede interesar

5/5 - (1 voto)
Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en el cuidado orgánico de Plantas y Flores

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

2 comentarios

  1. Amo las plantas y se me dan muy bien! Gracias por sus consejos para seguir plantando en óptimas condiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚