Tener hojas amarillas en nuestra dieffenbachia es una señal de que algo no anda bien. Aunque son muchas las posibles causas de su decoloración, uno de los motivos más frecuentes es la clorosis en plantas. Quédate con nosotros en este post para poder encontrar la mejor solución. ¡Toma nota!

Cuidados de la dieffenbachia con hojas amarillas

Antes de nada, es importante conocer los cuidados básicos de esta maravillosa planta tropical.

Las dieffenbachias son plantas originarias de las selvas tropicales de Sudamérica y se caracterizan por su gran follaje verde matizadas con manchitas color crema amarillento.

  • Requiere exposiciones de luz intermedia, pues el exceso de sol directo contribuye a que se pierdan los dibujos de las hojas
  • Su mayor enemigo es el exceso de agua. Aunque necesita sustratos con buena humedad constante, es recomendable dejar secar la tierra entre riego y riego. Es muy aconsejable utilizar ollas de autorriego en esta planta. Así lograremos dar la humedad óptima que necesita evitando la escasez de agua y los excesos.
  • Buena fertilización natural. La dieffenbachia es bastante exigente en cuanto a abono. Necesita alimento rico en materia orgánica cada 3 semanas: humus de lombriz, biopellet

Planta dieffenbachia con hojas amarillas

dieffenbachiapuntasamarillas (1)

Tras conocer mejor los requisitos de esta planta pasamos a conocer las razones por las que nuestra dieffenbachia puede tener las hojas amarillas o puntas quemadas.

Como hemos comentado anteriormente, el mayor enemigo de la dieffenbachia es el exceso de riego, por lo que puede ser uno de los principales síntomas de hojas amarillas. Si al tocar el sustrato está demasiado húmedo, puedes optar por dos soluciones:

  1. Espacia los riegos y deja secar la tierra
  2. Trasplanta la dieffenbachia a una nueva maceta

Otra causa puede ser la falta de nutrientes. Hemos comentado que la dieffenbachia es una planta muy exigente con la fertilización y, si no recibe los minerales que necesita, esto puede desencadenar a una coloración amarilla en sus hojas. Para solucionarlo, suma a su sustrato una buena proporción de humus sólido, añade un puñado de biopellet y riega cada 15 días con un chorrito de humus líquido o unas gotas de Plant Food.

Por último cabe destacar que las hojas amarillas en la dieffenbachia pueden ser los síntomas visibles de una posible enfermedad bacteriana. Si observas que la planta se encuentra en perfectas condiciones (sin excesos de riego ni falta de abonado) y aun así al crecer sus hojas inferiores se tornan amarillas y se caen, es un claro síntoma de enfermedad.

En este caso no hay mucho que hacer, pues es verdaderamente difícil de rescatar. Lo mejor es prevenir, por ello os aconsejamos pulverizar su follaje con un fungicida preventivo como la cola de caballo.

Utilizar un corrector de deficiencias puede ser una buena opción si crees que tu dieffenbachia puede tener las hojas amarillas por falta de hierro. Por otro lado, si te animas puedes hacer tus propios remedios caseros para la clorosis.

Deseamos que esta información te sea de utilidad ¡y recuerda! Más vale prevenir que curar.

También te puede interesar

¿Te gusta el contenido de este post?

¡Apoya nuestro trabajo con 5 estrellas!

Media de puntuación 4.5 / 5. Votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Bichea en nuestras redes sociales!

¡Siento que este post no te haya sido útil!

¡Nos gustaría mejorar este post!

Cuéntanos, ¿en qué podríamos mejorar?

Quentin
Quentin Brouhon

Especialista en huerto y jardinería urbana

Bonjour! Soy Quentin y tras vivir en grandes ciudades como Bruselas y Sydney me di cuenta de la falta de información sobre jardinería urbana. Por ello, decidí (re)conectar con la naturaleza y aprender más sobre la Permacultura y el cuidado de plantas.

0
0 item

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
👋 ¡Hola! Pregúntanos lo que necesites y te atenderemos con mucho gusto 💚